Internacional

Netanyahu ofrece reanudar conversaciones de paz

Con la inauguración hace dos semanas de su nuevo gobierno de derecha tras las elecciones de marzo, Netanyahu se enfrenta a los llamados de Estados Unidos y la UE para que se comprometa de nuevo con los palestinos.

JERUSALÉN. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, propuso retomar las negociaciones de paz con los palestinos, pero con el enfoque inicial de identificar qué asentamientos judíos podría mantener y ampliar Israel, dijo un funcionario israelí.

Las reuniones colapsaron en abril del 2014 por la construcción de asentamientos israelíes en la Cisjordania ocupada y en Jerusalén Este -áreas que los palestinos buscan convertir en un estado- y luego de que el presidente palestino, Mahmoud Abbas, enfureciera a Israel al alcanzar un acuerdo de unidad con el grupo islamista Hamas en Gaza.

Al ser consultado sobre la posición de Netanyahu, un portavoz de Abbas dijo que la actividad en los asentamientos debe detenerse por completo antes de que se reanuden las conversaciones de paz y que todos los asuntos centrales del conflicto con Israel deben ser abordados simultáneamente.
Federica Mogherini, jefa de política exterior de la Unión Europea, que parte de la tierra que Israel capturó en una guerra en 1967 seguiría en manos israelíes, mientras que otras zonas quedarían bajo control palestino, dijo el funcionario israelí.

“Por lo tanto, las negociaciones deberían ser reanudadas a fin de definir las áreas en las que podemos construir”, dijo el funcionario, citando a Netanyahu. Las declaraciones fueron reportadas primero por el diario izquierdista israelí Haaretz.

Con la inauguración hace dos semanas de su nuevo gobierno de derecha tras las elecciones de marzo, Netanyahu se enfrenta a los llamados de Estados Unidos y la UE para que se comprometa de nuevo con los palestinos y, también, a la amenaza de una mayor presión por reducir la construcción de asentamientos, que la mayoría de países considera ilegal.

Diplomáticos occidentales señalaron que Netanyahu -que generó preocupación internacional al decir en la víspera de las elecciones que no sería establecido un estado palestino bajo su mandato- será ahora vigilado de cerca por su política sobre los asentamientos.

Un acuerdo sobre los asentamientos en las conversaciones de paz le permitiría a Israel continuar con las construcciones sin aumentar la ira de sus aliados de Occidente. También podría apaciguar al ala dura del gobierno de Netanyahu, que quiere ver más construcciones. (Reuters/ La Nación)