Internacional

Nepal busca sobrevivientes mientras la cifra de muertos supera los 2.200

Una fuerte réplica entre Katmandú y el Everest provocó más avalanchas en los Himalayas.

KATMANDU. Los equipos de rescate cavaban con sus propias manos y apilaban cuerpos en Nepal después de que un terremoto devastara el densamente poblado Valle de Katmandú, matando a más de 2.200 personas y provocando una avalancha letal en el Monte Everest.

En la capital, los trabajadores hospitalarios sacaban a los pacientes en camillas a la calle para darles tratamiento ya que era demasiado peligroso mantenerlos dentro.
“Otra, tenemos una réplica justo ahora. ¡Mierda!”, dijo el escalador indio Arjun Vajpai por teléfono desde el campamento base de Makalu, cerca del Everest. “¡Avalancha!”, gritó. Los gritos y el estruendo de la nieve podían escucharse a través de la línea telefónica mientras hablaba.

El temblor, de 6,7 grados, fue el más potente desde el terremoto de 7,9 grados del sábado, ya de por sí el más fuerte desde el peor desastre causado por un seísmo en Nepal en 1934, cuando murieron 8.500 personas.
La réplica sacudió edificios en la capital de India, Nueva Delhi, y detuvo el metro de la ciudad.

“No hay forma de uno pueda prever la intensidad de las réplicas así que la gente necesita estar alerta durante los próximos días”, dijo L.S. Rathore, director de la oficina meteorológica estatal de India.

En el Everest, los cadáveres de 17 escaladores fueron recuperados de la montaña  después de verse atrapados en avalanchas. Un avión que transportaba a 15 alpinistas heridos aterrizó en Katmandú alrededor del mediodía hora local.

“Hay mucha confusión en la montaña. La cifra aumentará”, dijo Gelu Sherpa, uno de los heridos entre los trasladados a Katmandú. “Las tiendas han quedado destrozadas”, dijo Sherpa, con la cabeza vendada. (Reuters/ La Nación)