Actualidad

Negocios de ‘testaferro’ chavista dejaron huella en Ecuador

Se estima que el esquema movió $2.000 millones de 2012 a 2013. Una parte llegó a EE.UU.. El hecho se suma a la investigación que se lleva a cabo en ese país.

En noviembre de 2008, en el marco de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), se creó el Sistema Único de Compensación (SUCRE) -una unidad monetaria virtual, orientada a reemplazar al dólar estadounidense en las operaciones comerciales en la subregión-.

Entre 2012 y 2013, Venezuela y Ecuador realizaron exportaciones e importaciones a través de ese mecanismo. Según información revelada a través de páginas como Periodismo de Investigación, el monto de esas operaciones bordeó los $2.000 millones, mediante un entramado de empresas de papel, los bancos centrales de ambos países, y bancos públicos y privados de Ecuador (Territorial, Austro, Amazonas, Nacional de Fomento, Coopera).

Ese entramado habría servido para encubrir exportaciones ficticias, blanqueo de dinero, lavado de activos, narcotráfico, corrupción y otros delitos.

El monto involucrado es 120% más que el gastos anual en subsidios o más de cuatro veces lo que se necesita para rehabilitar toda la infraestructura de educación básica y secundaria de Ecuador.

Cómplices de alto nivel

Los manejos ilegales del sistema Sucre comienzan, de acuerdo con las revelaciones, con los presidentes de esa época, Rafael Correa (Ecuador) y Hugo Chávez (Venezuela).

Álex Saab, cercano al actual presidente venezolano Nicolás Maduro y ahora extraditado a Estados Unidos, utilizó ese sistema, junto a su socio Álvaro Pulido, para lavar dinero sucio  desde Quito a través de la la supuesta empresa exportadora Foglocons.

El negocio de Saab era la supuesta adquisición de materiales de construcción (en Colombia y Ecuador) para abastecer a un supuesto plan de vivienda popular en Venezuela.

Las operaciones se multiplicaron entre 2012 y 2013, pero las viviendas nunca aparecieron en el país ‘llanero’.

Según las fuentes, el intermediario en territorio ecuatoriano era Jaime Sánchez Yánez, quien fuera asesor personal de Correa y hermano del tercer socio de Foglocons, Luis Eduardo Sánchez Yánez.

En total, hay indicios de las exportaciones ficticias y subvaloradas que llegaron hasta $2.000 millones. Sin embargo, la justicia ecuatoriano abrió una investigación en 2014 por una suma de $156 millones.

Esa investigación, solo un par de años después, fue archivada y los responsables fueron sobreseídos. Todo bajo la batuta del Fiscal General de ese entonces, Galo Chiriboga.

Sobreseídos y con vuelto

Luego de la actuación de la Fiscalía, en 2016, la jueza María Jaramillo Hidalgo desbloqueó y ordenó el reintegro de $60 millones de Foglocons, los cuales había sido incautados de dos cuentas de los bancos Amazonas y del Austro.

Esos recursos se liberaron a través de empresas offshore del presidente de la LigaPro, Miguel Ángel Loor Centeno y Víctor Silva Sosa.

Como apoderado judicial de Foglocons y de Álvaro Pulido Vargas, actuó Jorge Zavala Egas, quien recibió honorarios por $3,8 millones de los propios recursos liberados.

Tres años después (2019), a pesar del sobreseimiento en Ecuador, la DEA en Estados Unidos y la Fiscalía de Florida comenzaron a investigar el lavado de $350 millones en bancos de ese país. En ese monto habría una pequeña fracción de las exportaciones ficticias hechas desde territorio ecuatoriano.

Los principales involucrados son Pulido y Saab. Según Periodismo de Investigación, la justicia ecuatoriana nunca consideró que el verdadero nombre de Álvaro Pulido Vargas es Germán Enrique Rubio Salas.

En 1999, Rubio habría liderado el denominado cartel de Bogotá, el cual coordinó durante años grandes envíos de cocaína a Europa.

De igual forma, los jueces ecuatorianos tampoco investigaron los posibles vínculos de Luis Sánchez Yánez con el narcotráfico, pese a que la misma Fiscalía reportó ese antecedente.

Los $9,1 millones ‘esfumados’

Recién a finales de 2016, las autoridades comenzaron a investigar dos contratos firmados  por Electrocables C.A. y Foglocons. Esos contratos, que sumaban $95 millones para la venta de material eléctrico, datan de febrero y mayo 2013.

Los principales accionistas de Electrocables son Jorge y Nassib Neme Antón; este último en ese momento era dirigente del Club Sport Emelec y amigo cercano del expresidente Rafael Correa.

La justicia ecuatoriana, una vez más, miró para otro lado y no hizo nada a pesar de que al menos $9,1 millones de esos acuerdos nunca se justificaron ni se supo dónde fueron a parar.

¿Cómo se lavaba dinero ilícito en Ecuador?

1.- Operaciones de narcotráfico, presumiblemente de las FARC, generaban dólares ilícitos

2.- Operador convertía el dinero ilícitos en bolívares a través del mercado negro venezolano

3.- Bolívares son depositados en el Banco Central del Venezuela

4.- El Banco Central convierte los bolívares a sucres (medio de pago bolivariano) y con eso se multiplicaba exponencialmente el valor original en dólares

5.- Los sucres eran transferidos del Banco Central de Venezuela al Banco Central del Ecuador

6.- Banco Central del Ecuador transformaba sucres a dólares y se completaba el círculo para lavar el dinero

7.- Banco Central depositaba los dólares en la supuesta empresa ecuatoriana exportadora

8.- La empresa exportadora enviaba contenedores vacíos a Venezuela

9.-Finalmente, el dinero generado por las exportaciones ficticias se repartía entre los participantes a través de compañías en paraísos fiscales como Panamá, Suiza, Andorra y Sheychelles. (JS)

 

LA HORA

Negocios de ‘testaferro’ chavista dejaron huella en Ecuador (lahora.com.ec)