Economía

Nebot sobre el debate económico

El burgomaestre sentenció que está aumentando el desempleo, la iliquidez, la falta de crédito.

GUAYAQUIL. Tras el debate económico realizado el pasado miércoles, que tuvo como protagonista al presidente de la República, Rafael Correa y la participación de varios analistas económicos -el exvicepresidente Alberto Dahik, los exministros Mauricio Pozo y Ramiro González, los secretarios de estado Patricio Rivera y Fausto Herrera-, en donde el Presidente negó que pueda decirse que el país atraviesa una crisis, el Alcalde de Guayaquil, Ab. Jaime Nebot, manifestó que este –debate-, fue más político que jurídico.

“No fue tongo, eso es claro. Muy lamentable la actuación del señor moderador – Rodolfo Muñoz-, en muchos sentidos”, expresó Nebot al revelar que tiene una posición parecida a la de varios participantes del debate sobre qué fue lo que originó la crisis y teme que las posibles soluciones que allí se plantaron no sean acogidas por el presidente.

“El presidente oyó ciertas verdades, muchas de las cuales las comparto y creo también las comparte el pueblo ecuatoriano, no les dio cabida, al menos visible a ninguna de las sugerencias y observaciones que recibió, por lo tanto seguimos en las mismas. No parece que el gobierno tenga intenciones de sacarnos del tobogán”, manifestó el Alcalde.

Y es que para el Alcalde, este es un momento donde se requiere grandeza y por ello, es necesario tomar medidas. “En economía no hay milagros, hay cosas que se hacen bien y cosas que se hacen mal, cosas que funcionan y cosas que no funcionan y lo cierto es que aquí, el desempleo y la iliquidez se incrementa peligrosamente, no hay crédito. Definitivamente no hay confianza en el país y sin confianza, no hay inversión. La inversión no se maneja a base de leyes, se maneja a base de confianza”, dijo.

Con respecto a la inversión y las contrataciones que tiene el Municipio de Guayaquil con las empresas privadas indicó que “efectivamente en la ciudad de Guayaquil, no hay contratistas parados, aquí no hay obras paradas y no hay programa prometido que no se esté cumpliendo. Habrá una afectación pequeña del presupuesto por la baja del petróleo y eso a Guayaquil puede significarle una baja de alrededor de $13 millones, una merma en el presupuesto que no nos afecta en nada”, señaló el Alcalde Nebot y recalcó que como Municipio han sido prudentes con el endeudamiento.

“Lo amortizamos con el 4% del presupuesto, los gastos son bajos, la inversión es alta, de manera que en la ciudad de Guayaquil hay tranquilidad, obviamente que si el país estuviera bien, todos estuviéramos mejor, ojalá que así sea y pronto”, indicó.

Adicionalmente, el burgomaestre destacó que en la ciudad de Guayaquil no se detendrá la marcha de progreso, ya que “significa calidad de vida para los guayaquileños, en especial para la clase media y los más pobres”, concluyó. (VCV/La Nación)