Actualidad

Nebot: Esto es la clásica cortina de humo

El burgomaestre volvió a criticar la postura del Gobierno por la aparición de un video que presentó Correa en su anterior enlace sabatino.

GUAYAQUIL. Para el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, el país atraviesa un estado político-económico “muy grave”. Por lo tanto, calificó como ‘cortina de humo’ la supuesta pelea “uno a uno” para arreglar diferencias personales entre el presidente Rafael Correa y el asambleísta opositor Andrés Páez.

Esto a pesar que Correa, en su cuenta twitter, resaltó que “ya no perderé mi tiempo. El país puede estar seguro que el dirigente de los de luto es un cobarde y un farsante” escribió el primer Mandatario.

Además, durante el Enlace Ciudadano, el presidente Correa presentó un video en el que supuestamente se escuchan las negociaciones entre miembros del Partido Social Cristiano (PSC) para designar ‘a dedo’ cargos en el gobierno de Fabián Alarcón. En la grabación se escuchan las presuntas voces de Jaime Nebot (diputado en aquella época), de León Febres Cordero (alcalde de Guayaquil en ese tiempo), César Verduga (ministro de Gobierno de Fabián Alarcón) y de Franklin Verduga, exdiputado.

“Algo muy sencillo. Aquí estamos discutiendo algo de fondo. Un país que pierde empleo, un país donde los jóvenes no tienen oportunidad y cuando salen de la universidad no tienen oportunidad para trabajar, un país con problemas de liquides graves etc., y aquí nos dedicamos a distorsionar las cosas de asuntos que ocurrieron hace 20 años. Esto es la clásica cortina de humo”, dijo Nebot ayer en su cadena radial.

Nebot también criticó la eliminación de los subsidios aplicada por el Gobierno era conocida en el pasado como ‘paquetazo’, el alcalde dijo: “Cualquier parecido no es mera coincidencia”.
Para Nebot “quitar un subsidio es extraer dinero de los bolsillos del pueblo. Decir que la gasolina súper solo la usan los ricos, no es cierto”.

El impacto de ese aumento -dijo Nebot- se lo van a trasladar a sus clientes, pues los industriales van a encarecer sus productos. Al final -amén de cualquier explicación técnica, es el pueblo el que acaba pagando el alza del precio de los hidrocarburos, como acaba pagando la imposición de cualquier tributo. “Por eso no es cierto decir que hay tributos para ricos, gasolina para ricos, todo se traduce en alza precios de productos y estos los compra la gente de toda condición social”, acotó. (DO/La Nación)