Actualidad

Nebot anunció fuerte sanciones para infractores de tránsito

En las calles de la ciudad la invasión del carril de la Metrovía ocurre a diario y hasta con la venia de los mismos vigilantes.

GUAYAQUIL.  La circulación y la obstrucción de automotores en los carriles exclusivos para las unidades de la Metrovía, serán sometidos a drásticas multas, así lo anunció Jaime Nebot, Alcalde de Guayaquil.

El burgomaestre reconoció que el artículo 140, literal c, del reglamento de tránsito, que prohíbe circular por las vías destinadas al transporte público y que sanciona con una multa de $ 34 y 3 puntos menos en la licencia del infractor, no es respetado.

Por ese motivo, el próximo martes pondrá una reforma  a la ordenanza municipal, que según el burgomaestre, estaría aprobada este año, para comenzar en enero del 2015 con una amplia campaña de concienciación y en febrero aplicar la Ley.

“Hay que advertirles que pueden ocasionar accidentes, embotellamientos, etc”, puntualizó el burgomaestre, acotando que para esta labor se utilizarán las Cámaras de la Corporación Ciudadana de Guayaquil que permitan identificar las placas delos carros con sus placas como también a los vigilantes que inciten a la invasión de este carril de uso exclusivo para la metrovía.

Según Nebot, la invasión de los carriles constituye un grave riesgo de colisión con los buses articulados, a más del retraso que esto puede ocasionar en los recorridos por la obstrucción de la vía, con el respectivo perjuicio para los usuarios, por lo que señaló que cuando el Municipio tome el control definitivo del tránsito, buscarán reducir dos aspectos elementales.

El primero, la displicencia de cierta gente de hacer doble o triple fila para paquear, y en segundo, aquellas que bloquean de forma permanente una intersección, dijo Nebot.

A todo esto, aclaró que seguirán ampliando la metrovía en “cantidad de unidades por ruta y en cantidad de rutas”. Asimismo, mencionó que para marzo esperan tener la definición de la primera ruta alternativa del transporte aéreo suspendido, para luego iniciar con la convocatoria internacional a la concesión.

Y es que la falta de conocimiento de vías alternas por parte de los choferes hace que estos invadan los carriles exclusivos del sistema de transporte Metrovía. (DO/La Nación)