Actualidad

Nebot advirtió que salvaguardias afectarán al pueblo

El alcalde de Guayaquil señalo que la medida no es la solución para la caída de los precios del petróleo.

GUAYAQUIL. En su acostumbrado enlace radial, el día de hoy, el alcalde de Guayaquil Jaime Nebot, manifestó su desacuerdo con las salvaguardias cambiarias a los productos importados que empezaron a regir desde hoy, además señaló que estas son perjudiciales para el pueblo ecuatoriano.

“Cuando usted no sube los salarios y sube el valor de las cosas, la gente empobrece”, manifestó el burgo maestre quien advirtió además que será el pueblo el que deberá pagar más por los mismo productos que consumía meses atrás.

Aclaró que los impuestos son para todos, perjudicando así en su mayoría a los pobres del país. “Aquello de que hay impuestos para los ricos no es cierto, los impuestos los paga todo el mundo, y son más injustos para la gente pobre porque el impuesto es el mismo, y lo que el pobre gana es menos de lo que gana la persona de clase media o la pudiente”.

El burgomaestre señaló que aunque entiende que el precio del petróleo significa menos dólares, enfatizo “cuidado el remedio resulta peor que la enfermedad”, porque según Nebot el daño no es simplemente encarecer las cosas, eso va más allá.

Enfatizó que uno de los resultados de esta medida sería el incremento del contrabando lo que de igual manera significaría salida de dólares, e igualmente el estado estría registrando salida de dólares, porque en ese caso “no recauda impuesto a la renta, venta, por consumos especiales y además golpea a los negocios constituidos en forma legal”.

Por su parte, el burgomaestre ejemplificó que los bienes no contrabandearles en ocasiones llegan a encarecerse tanto que los consumidores no los pueden adquirir en la misma medida que los compraba antes.

“Esta situación baja el comercio de los bienes, eso afecta a la economía. Y por más que usted ponga impuestos y que ponga todas las restricciones que quiera, por un lado entre comillas ahora dólares, pero por otro los negocios venden menos, ganan menos, pagan menos, los negocios se detienen. La economía está perdiendo dólares y la gente sufre desempleo”, indicó.

Así mismo, manifestó que cuando se pierde dinero por el lado estatal, tienen que ser recuperado por el lado privado, incentivando la inversión nacional y extranjera, “consiguiéndola con confianza, seguridad jurídica, sin contradicciones. Los impuestos no es el camino para eso”, comentó.

El burgomaestre, reiteró que a pesar de la crisis que enfrenta el país, debido a la caída del precio de petróleo, las obras en el Puerto Principal no se detendrán y ni subirán los impuestos. “Nosotros no tenemos problemas ni financiero, ni económico”, concluyó. (VBF/La Nación)