Ciencia Opinión

Cómo navegar por la red sin dejar rastro

Trucos para preservar al máximo la privacidad en nuestra actividad en la red.

ESPAÑA. Es una sensación extraña; uno hace una búsqueda de un producto determinado en un momento dado y de repente todos los anuncios que aparecen en el navegador están relacionados con dicho producto. Tal vez, el ejemplo más extremo sea el de Amazon, cuyo negocio radica fundamentalmente en sugerir productos que puedan interesar a sus clientes y así aumentar las posibilidades de compra.

No obstante, a uno le queda una extraña sensación de estar permanentemente observado, y de hecho, es así. Toda la actividad en la red queda registrada a través de las cookies y el historial del navegador, y cualquiera que venga detrás podrá conocerla sin mayores dificultades. Los desarrolladores han tenido en cuenta este aspecto y han creado el llamado “modo privado” o también conocido coloquialmente como “modo porno”.

La idea consiste en dar la opción al usuario de poder navegar libremente en cualquier ordenador sin dejar rastro, aunque como veremos, esto tampoco es estrictamente cierto. ¿Cómo funcionan los “modos privados” y por qué nos pueden interesar activarlos temporalmente? Los navegadores por defecto recogen las famosas cookies y almacenan el historial de navegación a medida que visitamos diferentes webs; esto que puede verse como una flagrante intromisión en la privacidad del usuario, en realidad, le facilita muchísimo las cosas.

Tener que iniciar la sesión en las páginas que visitamos más frecuentemente cada vez que encendamos el ordenador puede resultar una pesadilla y en este sentido, dejar “rastro” viene ciertamente bien al usuario. Pero no siempre. (El País/La Nación)