Actualidad

Navas resaltó la participación del Estado como positiva a un mes del terremoto

«Todos han juntado los hombros para sacar adelante las áreas afectadas, principalmente a las provincias de Manabí y Esmeraldas», sostuvo

QUITO. Tras cumplirse un mes del terremoto ocurrido el 16 de abril, el cual ha dejado, hasta el momento, 660 personas fallecidas, el ministro coordinador de Seguridad, César Navas, destacó la participación del Estado institucionalizado para enfrentar este desastre y la reacción inmediata que se tuvo por parte de ciudadanos, autoridades e instituciones públicas, privadas, nacionales e internacionales para apoyar tras la tragedia.

“Ha sido una participación del Estado en su conjunto, no solo del Gobierno Nacional porque la capacidad del Estado con su institucionalidad se ha puesto a prueba con esta tragedia ocurrida hace un mes. Lo primero fue haber vivido esta etapa de respuesta inmediata con los organismos de socorro nacionales e internacionales”, detalló Navas, al destacar la inmediatez con la que se actuó pese a no estar completamente preparados para una situación de tal magnitud.

Para el ministro el restablecimiento de servicios básicos y la organización se trabajó fue inmediato, “Desde la solidaridad de todos los ciudadanos, la empresa privada, la ayuda internacional, hasta la capacidad como Estado para poder soportar las consecuencias de la tragedia. Hoy que ya ha pasado el tiempo, que se han consolidado los albergues y todo está más estabilizado, ha sido trabajado con una institucionalidad de Estado, todos han juntado los hombros para sacar adelante las áreas afectadas, principalmente a las provincias de Manabí y Esmeraldas”, sostuvo.

Con respecto a las propuestas para la reconstrucción y reactivación de estas zonas, Navas mencionó que son seis meses los que se está dando para que la persona pueda acceder a un arriendo o a una familia acogiente en un monto, para el arriendo, de $135, mientras que para la familia acogiente es la misma cantidad de dinero más $15 por servicios básicos, es decir, $159. En los dos casos, por tres meses, se da un bono de $100 para alimentación.

“La última alternativa para llegar deberían ser los albergues, deberíamos propender que las familias vayan a una familia a acogiente o acceda al alquiler, pero sabemos que van a haber lugares en donde va a ser muy difícil como Pedernales, Jama, Canoa, que fueron casi totalmente devastados y no hay casas en donde puedan permanecer”, dijo el ministro de Seguridad, quien señaló que no solo se restringe a la zona en donde estaba la persona afectada, sino que podrá buscar en otras ciudades o en otras provincias

“A nivel de la provincia (Manabí) se respira otro ambiente, el dolor sigue ahí, pero vemos que hay ese empuje, esas ganas de salir adelante. Hemos visto cómo ha ido cambiando día a día las condiciones de la población, sobre todo, su autoestima, sus ganas de salir adelante, tratar de recuperar la normalidad”, comentó Navas, al reiterar que la mejor manera de ayudar es visitando las zonas afectadas ya que existen sectores en donde hay muy pocos daños y, por ende, el turismo no tiene porqué parar.

“Pienso que en este mes, la participación del Estado ecuatoriano ha sido muy positiva. En la reflexión también está el haber contado con los recursos necesarios para poder hacer frente a una tragedia así. En cifras generales, pese a lo duro que ha sido tener 660 fallecidos, hay también 113 ciudadanos rescatados con vida y eso nos demuestra que hay que seguir trabajando y hay que recuperar estas zonas de nuestro país”, concluyó el ministro. (VCV/La Nación)