Opinión

NADA FÁCIL

Ab. Luis Hidalgo Vernaza/Guayaquil

No es fácil el obtener un tema para rotular, peor si es sobre algo positivo. La vertiginosidad en que se dan los hechos en el día a día, la información que traen los diferentes Medios que recogen noticias que no sean sobre inseguridad y politiquería, lo torna sumamente complicado.

Me pareció muy interesante un pensamiento que leí en días pasados:” El periodismo no busca soluciones, sólo muestra la realidad de las cosas, muchas de ellas ocultas”; yo añadiría, otras evidentes pero sacadas de su contexto y muy poco verificadas en algunas ocasiones.

Este mes de julio, donde celebramos los 489 años de fundación de Guayaquil, poco o nada se puede decir sobre la ciudad, sólo la preocupante inseguridad que crece alarmantemente, dado principalmente por el secuestro exprés y el robo. De positivo, nada.

La economía, sumamente afectada por la baja producción petrolera, el devastador invierno en la sierra que ha cobrado vidas y bloqueado carreteras, los problemas de energía eléctrica, la falta empleo y una muy marcada reducción de las ventas, consecuencia lógica de todo lo anterior.

Una de las últimas encuestas que se publicarán, deja ver un país totalmente heterogéneo. La situación es vista como mala y muy mala, pero la de la familiar, buena y muy buena. El nivel de optimismo está sobre el 60 por ciento, mientras la inseguridad es lo más preocupante. En las provincias de la sierra lo alarmante es la economía, al contrario de la costa que es la inseguridad, con excepción de Manabí que es nada entendible.

Todo lo indicado con anterioridad, nos lleva a la conclusión que el país necesita primero que nada un rumbo en el que deberemos coincidir todos. Un caso digno de mencionar es Perú, que, a pesar de los problemas de su política incierta, continúa inmutable por la senda del progreso. En nuestro caso no vemos en el horizonte nada que aliente.

La pugna entre la Asamblea y el gobierno por captar ciertos organismos, principalmente el Consejo de la Judicatura, para desde ahí manejar la justicia y tirar abajo los juicios por la corrupción que se van destapando por las porquerías y trucherías realizadas en la década robada, poco o nada interesan al pueblo llano.

La Fiscalía sigue abriendo nuevas investigaciones como el Caso Implacable, que se complementa con los allanamientos a casototas en ciudadelas de lujo, tampoco es de interés del pueblo.

La preocupación del ecuatoriano es como parar la olla diariamente y si le sobra algo para una fría, en hora buena, el resto les vale tres atados. Menos la Tri.

El caso Purga con Muentes, Salazar, Toledo y otras yerbas venenosas, son seguidos quizás por una Clase Media Alta, los politiqueros y, ni se diga por los analfabetos de la Asamblea. La gran mayoría del mojinado, ni saben de qué se trata. A lo que, si le prestan cierto interés y eso por los comentarios, es a la gran estupidez de los “animales no humanos”, no por su nombre, sino por las barbaridades y estupideces que trae consigo. Atenta contra las tradiciones y costumbres alimenticias del pueblo, ni qué decir del contenido.

Vamos entrando de a poco a lo que será la campaña para el próximo proceso electoral. Los seudos partidos y movimientos entran en fase de alteración y brotan desde los más recónditos escondrijos los individuos conocidos en su casa a la hora de cenar; son los futuros padres de la patria. Pobre país.