Actualidad

Municipio anuncia ampliación de vía para fluidez de tránsito

La Avenida Carlos Julio Arosemena, a la altura de la Y que divide la vía para dar paso a los Ceibos y Daule, ahora constará de cuatro carriles para descongestionar el tráfico del lugar

GUAYAQUIL.  Una de las vías que presenta atolladero vehicular, en las horas pico, es la Av. Carlos Julio Arosemena, ubicada al norte de la ciudad, hecho que impide que cientos de conductores que utilizan la vía deban esperar en ocasiones hasta una hora para salir del lugar.

Ante esta situación,  el Municipio de Guayaquil, anunció a través de un comunicado que realizará la ampliación la vía en dos carriles más en su intersección con la Avenida Miraflores, con el objetivo de descongestionar el tránsito en esa avenida.

Como resultado, la vía se ampliaría a cuatro carriles, dos provenientes de la Avenida Carlos Julio Arosemena, y dan paso a la vía a Daule;  y dos que vienen de la Avenida Miraflores  que habilita el paso hasta Los Ceibos.

“Con esta ampliación van a poder circular tanto los que vienen de la Carlos Julio Arosemena y van a Los Ceibos, como los que vienen de la Avenida Miraflores y quieren dirigirse a la vía a Daule, pues vamos a tener en este sector en vez de dos, cuatro carriles, que nos va a permitir prácticamente duplicar la capacidad de la vía, en este sector que es un cuello de botella”, indicó el director de Obras Públicas Municipales, Jorge Berrezueta.

Pero para lograr este objetivo, se deberá expropiar  1250 metros de dos terrenos que se encuentran en esa avenida. “Uno es el templo mormón, en el área de jardines, y el cerramiento, y –el otro – es el terreno de alado que tiene un cerramiento de mayas, es un terreno que está sin ninguna construcción”, señaló el director.

Además el funcionario explicó que  esta es una obra necesaria para aliviar el tráfico en ese sector, que actualmente lo regulan vigilantes de tránsito, pero no se logra mayor diferencia porque no existe el espacio suficiente para la circulación vehicular.

“Los vigilantes lo que hacen es, cierran uno de los carriles de los que vienen de Miraflores, para tratar de minimizar. Sin embargo, igual tres carriles no pueden entrar en dos y eso ocasiona que tengan que estar parando un sentido y el otro, y esto ocasiona un atolladero que dura desde más o menos las 4:30 hasta las 21:00”, dijo Berrezueta.

De la misma manera el Municipio informó que los trabajos de la ampliación de la vía también contemplan la extensión del paso peatonal ya existente y adicional la construcción de una nueva escalinata de acceso.

En esos trabajos se invertirán $180 mil, obra que finalizaría en mayo de este año.

Se prevé que los trabajos  para la ampliación de la vía, estén listos el mes de mayo, luego de que concluyan los trámites de expropiación que duran aproximadamente 45 días. En esos trabajos se invertirán $180 mil.

Otras medidas que se tomó para agilitar el tránsito en la ciudad fue el  retiro de los muros divisores del carril de la metrovía, como ya sucedió en el puente cercano al estadio George Capwell, allí la Comisión de tránsito ya los retiró, lo mismo hará en la Avenida 25 de julio y en otras intersecciones en coordinación con la Agencia de Tránsito Municipal (ATM).   (VBF/La Nación)