Deportes

Mundial de fútbol femenino Canadá 2015, devaluado por césped artificial

Los dirigentes de la FIFA han tomado la decisión de celebrar el mundial femenino de fútbol sobre césped artificial, decisión que no tiene muy contentas a las jugadoras.

Algunas de las mejores futbolistas del mundo -entre las que se encuentra la capitana de la selección española, Vero Boquete- reclamaron ante el Tribunal de los Derechos Humanos de Ontario (Canadá) que la FIFA corrija su decisión de celebrar el Mundial de 2015 sobre césped artificial.

“Queremos ofrecer al aficionado el mejor fútbol y sobre césped artificial sólo podremos ofrecer un fútbol devaluado”, señaló la mediapunta del Fráncfort alemán a EFE. “Un Mundial masculino jamás se disputaría sobre césped artificial. Es discriminatorio que nos hagan jugar sobre una superficie donde el riesgo de lesión es mucho más alto y los plazos de recuperación más lentos”, abundó Boquete.

Pese a las voces críticas y la demanda interpuesta por 61 jugadoras, la FIFA apuntó a través de su secretario general, Jérôme Valcke, que la decisión de que el Mundial de Canadá del próximo año se dispute sobre césped artificial “no es una cuestión de dinero, ni de diferencias entre competiciones masculinas y femeninas” sino “una cuestión de las condiciones naturales de Canadá”.

“Con estas declaraciones, buscan tener la razón”, replicó la gallega en una conversación telefónica desde Fráncfort. “He jugado en Suecia y la climatología allí es muy dura. A pesar de eso, la pasada Eurocopa se disputó sobre hierba natural”, analizó.

Para Vero Boquete, la negativa de la FIFA a corregir su decisión se debe a la voluntad de las futbolistas de acudir “sí o sí” a una cita que será histórica para el combinado dirigido por Ignacio Quereda. “Nos gustaría jugar sobre hierba”, indicó, “pero la FIFA sabe que estamos encantadas de poder disputar un Mundial y que iremos a jugar. Saben que no nos vamos a plantar”.

Aunque se define como “una persona optimista”, la exmediapunta de Tyresö y Portland Thorns, entre otros, lamenta que los meses pasen sin que se produzca un acercamiento entre las futbolistas y el órgano rector del fútbol mundial.

“Todo dependerá de la decisión de un juez”, subrayó, “él será quien decida si el proceso se resuelve por la vía rápida, lo que nos beneficiaría a las jugadoras, o por la vía lenta, lo que interesaría a la FIFA y a los organizadores del torneo”.

Según Vero Boquete, la decisión de que un Mundial de fútbol se dispute sobre césped artificial evidencia que “se puede hacer mucho más para potenciar el fútbol femenino”.

Precisamente, la primera participación de la selección española en una cita mundialista podría dar un impulso definitivo a una disciplina que carece de grandes éxitos en categoría absoluta.

“Ha llegado el momento de dar un paso. En España hay mucho talento y, aunque en muchas cosas competimos en desventaja, ésta es menor que hace dos años. En la Eurocopa nos situamos entre las ocho mejores selecciones de Europa y creo que en Canadá podríamos dar un salto”, comentó.

Sin presión externa, el combinado nacional afrontará en el país norteamericano el ambicioso reto de “conseguir la clasificación para los Juegos Olímpicos de 2016”, subrayó la gallega.

Atendiendo al lema de ‘Soñar en grande’, Vero Boquete confía en situar a España entre los cuatro mejores países de Europa y obtener el billete para Río de Janeiro. “No queremos ir a disfrutar sino a competir. Sabemos que no se espera nada de nosotras pero iremos partido a partido. Ya veremos hasta dónde podemos llegar”, concluyó. (Efe/La Nación).