Actualidad

No fueron ‘cuatro pelagatos’ como pronosticó el oficialismo

Con el respaldo de diferentes sectores y organizaciones se desarrolla, desde las 15:00 de hoy, en la av. 9 de Octubre, la marcha convocada por Nebot.

GUAYAQUIL. Desde las 13:00 decenas de miles de personas se congregaron en la calle Nueve de Octubre, tras la convocatoria que realizó el alcalde Jaime Nebot, para exigir archivar definitivamente la ley de Herencias y Plusvalía. Con una bandera celeste y blanco en sus manos Margarita Caicedo se integró a la multitudinaria marcha.

La protesta tiene el apoyo de los comités familiares cívicos, empresarios, transportistas, gremios profesionales, entre otros. Esto mientras que decenas de operadores decenas de operadores técnicos ultimaban detalles. Siento que hay un gran temor a esta fuerza, a este movimiento del pueblo. Con estas marchas pacíficas… esperemos que durante las próximas horas se retiren definitivamente los proyectos de leyes que quiere imponernos el Presidente –Rafael Correa-, dijo Caicedo mientras se integraba a los miles de caminantes.

En la manifestación, que en las primeras horas transcurría pacíficamente, participaban también prominentes líderes de Madera de Guerrero, así como la asambleísta constituyente por el Partido Red Ética y Democracia, Martha Roldós; Susana González entre otros.

La policía emprendió un vasto plan de vigilancia en el centro de la ciudad, en previsión de actos de vandalismo contra los locales comerciales, que fueron cerrados hacia el mediodía del jueves.

Mientras que las intersecciones de Pichincha, Pedro Carbo, Baquerizo Moreno, Escobedo, Boyacá habían miles de seguidores que apoyaban al burgomaestre vestidos con camiseta blanca. Portaban además carteles con frases como: “Mi trabajo es para mis hijos”, “Guayaquil exige, saca tu mano de mi bolsillo” y gritaban frases como “Fuera Correa, fuera”. Pitos, cornetas y globos también se usaron.

Esto acompañado de un cielo despejado y el fuerte sol que ‘calentó’ aún más los ánimos los simpatizantes que se agolparon en la avenida donde, de manera libre también se observaron los vendedores ambulantes que hacían sus ventas sin complicaciones. Especialmente están los que venden agua, banderas de Guayaquil y Ecuador.

“No queremos un gobierno abusador, impuestero y grosero” fue la consigna con la que llegó la vicealcaldesa de Guayaquil, Doménica Tabacchi a la marcha convocada por el alcalde de la urbe porteña.

Que más inestable que un presidente que dice que no apoya la elección indefinida y luego la quiere imponer a toda costa, dijo la vicealcaldesa.

Vistiendo camisa de color claro y con la bandera de Guayaquil en mano, el presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, Pablo Arosemena también se sumó a la protesta.

De la misma manera la concejal Susana González vistiendo una blusa blanca y con el estandarte guayaquileño advertía que “cuando la tiranía se hace ley, la rebelión es un derecho” por esa razón manifestó que “el pueblo se levantó y tiene que ser escuchado”.

Mientras que la asambleísta Cynthia Viteri abrazando la bandera de Guayaquil advirtió que “esta marcha es el inicio del rechazo de los abusos por parte del Gobierno”.

A la movilización también se dio cita el político Leopoldo Baquerizo. (DO/VBF)