Internacional

Mulino asume el poder en Panamá con el compromiso de dinamizar la economía y repatriar a migrantes

El presidente electo ya mantuvo una reunión con la delegación estadounidense y está previsto que firme este lunes un acuerdo sobre migración.

José Raúl Mulino asumió este lunes la presidencia de Panamá para el periodo 2024-2029 con el compromiso de dinamizar la economía y repatriar a los migrantes de la frondosa selva del Darién, fronteriza con Colombia.

«Juro a Dios y a la patria, cumplir fielmente la Constitución y las leyes de la República», expresó Mulino al recibir la banda presidencial en un acto celebrado en el Teatro Anayansi del Centro de Convenciones Atlapa, en Ciudad de Panamá.

Posteriormente, al momento de ofrecer su discurso a la nación, prometió trabajar «duro» para que todos los panameños «tengan un mejor país donde crecer, vivir dignamente y desarrollar sus talentos».

Asimismo, comentó que con su equipo de Gobierno dará «vuelta a la economía» y echará «a andar el progreso».

«A los ministros y funcionarios entrantes les pido ante toda la nación comprometerse a hacerlo distinto. Ayúdenme a volver a enaltecer el valor del servicio público y salgamos en cinco años con la frente en alto, habiendo sido parte de una verdadera transformación del país», enfatizó.

Mulino señaló que en Panamá «es necesaria una reforma integral del Estado» y, por tanto, hará anuncios al respecto «a su debido momento».

Este abogado, de 65 años y exministro de Seguridad, fue investido tras resultar electo el pasado 5 de mayo. Su candidatura vino a sustituir a la del exmandatario Ricardo Martinelli (2009-2014), quien no pudo concurrir a los comicios tras haber recibido una condena por lavado de activos.

En su discurso, Mulino recordó esa Administración de Martinelli, de la que formó parte, siendo ministro de Gobierno y Justicia, entre 2009 y 2010; así como titular de la cartera de Seguridad, de 2010 a 2014.

«Me enorgullece haber sido parte de ese Gobierno que nos hizo soñar en grande y que el presidente Ricardo Martinelli, mi amigo, lideró en beneficio del pueblo», expresó.

Entre las personalidades que participaron en el evento se encuentran: el rey de España, Felipe VI; los presidentes de Colombia, Gustavo Petro; Costa Rica, Rodrigo Chaves; República Dominicana, Luis Abinader; Honduras, Xiomara Castro y el primer ministro de Belice, Juan Briceño.

Proyecto económico

Mulino anunció que una de sus banderas será solucionar los problemas de agua que afectan al canal interocéanico. Para ello tiene previsto llevar a cabo una reforma legislativa que permita a la operaria del Canal de Panamá acceder a terrenos para construir embalses de gran tamaño para surtir de agua al paso fluvial, afectado por condiciones climáticas adversas.

Asimismo, planea construir un proyecto similar al Tren Maya en México para reactivar el turismo. Estas apuestas forman parte de una estrategia para estimular la economía y hacer frente al endeudamiento externo de la nación, que alcanza los 49.800 millones de dólares y supera el 50 % del Producto Interno Bruto. A ello intentará sumar recortes importantes en el gasto público y centrarse en la recaudación efectiva de impuestos.

«La odisea del Darién»

Mulino también prometió repatriar a migrantes y terminar «con la odisea del Darién», sin bien especificó que su propuesta es más «filosófica» que material: el proceso de repatriación se hará con ayuda internacional y  respetando los derechos humanos.

El Darién es un dramático punto de paso de los migrantes procedentes de Sudamérica que buscan llegar a EE.UU. Se calcula que, solamente en 2023, pasaron más de medio millón de personas, muchas de ellas víctimas de bandas criminales que se suman a las inclemencias de la jungla.

«Panamá no será más un país de tránsito para los ilegales», dijo Mulino este lunes durante su discurso de juramentación.

Señaló que apelará a la solidaridad internacional «respecto de la causa que genera el problema» y buscará «soluciones con los países involucrados, sobre todo con los EE.UU., que es el destino final de tales inmigrantes».

La víspera de su investidura, Mulino se reunió con el secretario de Seguridad Interior de EE.UU., Alejandro Mayorkas, con quien abordó esta crisis humanitaria. «Mulino reafirmó su compromiso de trabajar con los EE.UU. para encontrar soluciones efectivas a esta situación y destacó su firme propósito de combatir el negocio alrededor de la migración irregular», destacó en una nota la oficina del presidente electo.

Está previsto que este lunes ambos países firmen un polémico acuerdo para la repatriación de migrantes.

Por:  RT