Actualidad

Muerte de Roldós podría haber sido parte del “Plan Cóndor”

El Fiscal General anunció que se trabaja, mediante asistencia penal internacional, con la Procuraduría General del Estado de Brasil para analizar los informes técnicos del accidente de avión de esa época.

QUITO. La Fiscalía de Ecuador anunció hoy que indaga la hipotética relación entre la ejecución del llamado “Plan Cóndor”, que reprimió a opositores durante las dictaduras militares del Cono Sur en las décadas de los años setenta y ochenta, con la muerte del expresidente ecuatoriano Jaime Roldós, en mayo de 1981.

Así lo señaló el fiscal general del Estado, Galo Chiriboga, durante una comparecencia ante la Asamblea Nacional (Parlamento), en la que reveló que Ecuador sí participó en el “Plan Cóndor”, según documentos desclasificados de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos.

Roldós murió el 24 de mayo de 1981, cuando el avión en el que viajaba se estrelló en una montaña del sur del país.

“Tenemos todo el expediente (sobre el accidente), hemos iniciado una indagación porque presumimos que pudo, insisto pudo, haber una ejecución extrajudicial, si no hubo un accidente” de aviación, señaló Chiriboga ante los miembros de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional.

La Fiscalía aclaró que no se afirma que haya habido una ejecución extrajudicial, pues primero se debe probar si el “Plan Cóndor” estuvo o no relacionado con la muerte del expresidente.

Además, Chiriboga lamentó que, de acuerdo a las informaciones recogidas por la Fiscalía, Ecuador “fue parte del Plan Cóndor”, por lo que algunas indagaciones que hace el Ministerio Público “podrían tener relación con ese plan”.

Esa declaración la hizo Chiriboga al explicar a la Comisión legislativa de Justicia las acciones efectuadas por la Fiscalía en torno a la “Ley de Víctimas y judicialización de graves violaciones a los derechos humanos y lesa humanidad” ocurridos en el país.

Según la Fiscalía, el acceso a la información desclasificada se realizó en coordinación con el Archivo de Seguridad Nacional (NSA), como parte de la indagación previa sobre las causas del accidente en el que murió Roldós.

“Procesaremos si la información sobre el accidente que provocó la muerte del presidente Roldós responde, precisamente, a un accidente o no”, manifestó Chiriboga.

Además, el fiscal general señaló que Ecuador trabaja, mediante el sistema de Asistencia Penal Internacional, con la Procuraduría General del Estado de Brasil para analizar los informes técnicos del accidente de avión, que se realizaron a la época.

“Buscamos tener certezas y confianza en que la información que se nos ha dado sobre la muerte del presidente Roldós obedecen a unas causas debidamente probadas y no a especulaciones”, remarcó.

La Fiscalía ecuatoriana reabrió el caso Roldós en mayo de 2013, luego que el presidente del país, Rafael Correa, señalara que la muerte del exmandatario “fue muy sospechosa”.

Consideró además como “terribles coincidencias históricas” los fallecimientos de otros dos líderes “en similares accidentes de aviación” en 1981: el peruano Rafael Hoyos Rubio y el panameño Omar Torrijos.

Correa dijo que Roldós, el primero en llegar al poder en 1981 tras ganar elecciones luego de una década de dictaduras militares en Ecuador, fue un presidente extraordinario y, si hubiera vivido, la historia de Ecuador y de América Latina “sería diferente” dado “su compromiso con los derechos humanos”.

La Fiscalía ecuatoriana incluso ha señalado que en varias publicaciones internacionales se ha advertido de la posibilidad de un asesinato, por lo que recogerá toda la información posible para esclarecer el caso. (Efe/La Nación)