Opinión

MUERTE AL INOCENTE, VIDA AL CULPABLE

Henry Silva Viteri/Guayaquil

Es muy doloroso hablar de la MUERTE, aunque es la única realidad que tenemos, lamentablemente es el pan de cada día en nuestro país, si no morimos contagiados del virus creado en un laboratorio de las “farmafias” en China o por los efectos colaterales del medicamento experimental morimos en manos de una delincuencia brutalmente agresiva que recibimos de herencia de la década podrida y los 4 años de desgobierno de Wheelchair Man Lenin.

Las leyes que nos dejaron los esbirros de Mameluco Correa en el antro de Montecristi donde está el famoso radar saboteado, garantizan el accionar impune de asesinos, violadores, ladrones, corruptos jueces, fiscales y policías que se venden al mejor postor como prostitutas de la calle.

Y lo peor que nos pasa es que en el antro conocido como Asamblea se han reunido, salvo honrosas excepciones la basura política partícipes de acuerdos, venta de conciencias y camisetasos que favorecen sus intereses y los intereses de delincuentes que con el poder del dinero mal habido buscan conseguir sus protervos intereses.

Ahora en el antro se debate una ley que busca autorizar el aborto para las mujeres que han sido violadas, es doloroso pensar que la vida de un inocente pueda ser eliminada, pero hay que pensar lo duro que puede ser para la víctima de una violación tener toda la vida presente a alguien que le recuerde un acto tan vil y despreciable como lo es una violación.

El daño sicológico y espiritual que causa este repudiable acto de abuso a una mujer indefensa además de los daños físicos causados por el ataque alevoso, violento y cobarde de un desadaptado que realiza la violación debe ser castigado ejemplarmente, pero el antro se reúne a debatir una ley que autoriza el aborto de un embarazo causado por una violación y se olvidan del criminal que lo causó.

En esa ley que están debatiendo condenan a muerte a un inocente que fue concebido brutalmente, deberían los buenos para nada del antro condenar a muerte al causante de ese embarazo, una basura como son los violadores no merece vivir, deben ser eliminados como lo que son BASURA y que los defensores de los derechos humanos no molesten con J porque ellos no tienen derechos.

Habrá mujeres que no abortarán, pero no se puede obligar a todas las mujeres que acepten a un hijo que no desearon y que con toda seguridad será el recuerdo constante del momento más horrible de sus vidas, por qué tiene la mujer que cargar con esa culpa y por qué el despreciable delincuente tiene que ir preso, cumplir media pena por “buena conducta” y salir a seguir violando.

Lamentablemente ningún bueno pata nada residente del antro tienen los pantalones ni calzones las que lo usan para pedir la pena de muerte para esa escoria, condenan a muerte a un inocente y dejan vivo a la bestia para que siga violando, la ley debería ser que permita el aborto a la mujer que desee hacerlo y condenar a muerte al delincuente violador.

Esas son las leyes que nos dejó la década podrida formada por degenerados, ladrones, violadores, asesinos que corrompieron a una generación que es la que actualmente asesina, roba, viola, hace negociados y han olvidado la moral. Insisto, si condenan a muerte a un inocente condenen a muerte al miserable culpable de la violación, creo que todos aplaudiríamos a los buenos para nada del antro.