Ciencia

Muchas personas que beben mucho no son alcohólicas

Pero aumentar el precio del alcohol y limitar las ventas podría ayudar a controlar el consumo excesivo, aseguran unos investigadores.

ESTADOS UNIDOS. La mayoría de personas que beben en exceso o que se dan atracones de bebida no son alcohólicos, afirma un informe reciente del gobierno de EE. UU.

De hecho, el 90 por ciento de los que beben demasiado no son dependientes del alcohol. Pero uno de cada tres adultos bebe en exceso, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

“Muchas personas suponen erróneamente que las personas que beben demasiado son alcohólicas”, comentó el coautor del estudio, el Dr. Robert Brewer, líder del programa de alcohol de los CDC.

“El hallazgo sorprendente fue que nueve de cada diez personas que beben demasiado no cumplen con los criterios diagnósticos del alcoholismo”, señaló.

Los atracones de bebida se definen en las mujeres como consumir cuatro o más copas en una ocasión, y en los hombres como consumir cinco o más copas en una ocasión. Ocho o más copas a la semana se considera excesivo para las mujeres, y para los hombres 15 o más copas a la semana se considera excesivo. Cualquier consumo de alcohol se considera excesivo en las mujeres embarazadas y en los menores de 21 años, señaló Brewer.

Pero el alcoholismo es una afección crónica que por lo general incluye antecedentes de beber en exceso, un deseo intenso de alcohol, seguir bebiendo a pesar de problemas repetitivos con el alcohol, y no poder controlar el consumo. El consumo excesivo de alcohol es responsable de 88,000 muertes cada año. Cada año mueren unas 3,700 personas dependientes del alcohol, según el informe.

Esas muertes son provocadas por los efectos a largo plazo de beber en exceso, como el cáncer de mama, la enfermedad del hígado y la enfermedad cardiaca. Las muertes también ocurren por los efectos inmediatos de beber, como la violencia, la intoxicación con alcohol y los accidentes de coche. (Internet/ La Nación)