Opinión

Mucha potencia, diseño power y bien iluminado

Probamos el SP1812, de Panacom, apto para fiestas y pequeños eventos; sirve para karaoke, pero viene sin los micrófonos.

Parlantes con conexión Bluetooth hay muchos, pero la oferta puede resumirse en dos grandes rubros: los ultracompactos y las columnas de sonido con potencia suficiente para fiestas y pequeños eventos. Allí se destaca una nutrida selección de opciones, que se diferencian por la potencia y el acabado. Una de estas opciones es el SP 1812, de Panacom, una potente columna de sonido que probamos en LA NACION.

Robusto y de buen cuerpo

El embalaje mide 1,5 m de altura y, con un peso considerable, se necesitan dos personas para movilizarlo y comenzar con el unboxing.

El SP1812 es un robusto parlante de más de 1,20 m de altura y que presenta algunos desafíos. El más importante será encontrarle un lugar para alojarlo y en donde no desentone. Tiene un diseño agresivo y estaría muy bien analizar ambas cuestiones (tamaño y aspecto) antes de realizar la compra.

Por supuesto que, tanto en la habitación de un adolescente o un pequeño salón de eventos, quedará a tono sin problemas, mientras que en ambientes chicos como livings o salas de estar puede ser una opción desmedida.

El tamaño del SP 1812 está más que justificado por la potencia que ofrecen sus dos subwoofers de 15″, cuatro tweeters de 3,5″ y dos bocinas para medios de 60 W.

La columna de audio se hace notar cuando se pasa mas de un cuarto su rueda de volumen, siendo los espacios abiertos y pequeños salones socios perfectos para la propuesta.

Para moverlo de un lado a otro, se puede extender una manija telescópica que descansa oculta en las espaldas del equipo, que cuenta además con dos ruedas traseras. Cabe destacar que no es un equipo portátil, pero si transportable. Está muy bien para llevarlo de un ambiente a otro, pero cargarlo en un auto no es una opción viable.

Controles y entradas

Como en la mayoría de los parlantes potenciados, esta propuesta de Panacom luce su consola de control en la parte superior. Allí lo primero que llama la atención es el ecualizador de seis bandas acompañado de los clásicos controles de reproducción. También una perilla para encender el equipo y una rueda de potencia (volumen) que se ilumina cuando el parlante está encendido.

En la parte superior también se destacan las entradas para tres micrófonos (no incluidos), dado que estas propuestas suelen utilizarse para hacer karaoke, y un pequeño panel (que podría ser de mejor calidad) que indica lo que se está reproduciendo.

Además de poder sincronizar smartphones, computadoras y tabletas vía Bluetooth, el SP 1812 cuenta con entrada USB, un slot para tarjetas de memoria y entrada auxiliar de 3,5 mm.

En su parte trasera se encuentra una entrada RCA y una perilla para encender el sistema de luces que se encuentra en el frente. Hay que decir que este comando estaría mejor dispuesto junto con los demás controles, en la parte superior.

El equipo dispone de un control remoto con los controles esenciales de reproducción, aunque luce algo genérico y poco personalizado.

Conclusión

El SP 1812 es un equipo que no defraudará por su potencia, teniendo en cuenta que no pretende ser una opción de amplificación profesional. Sus principales contras son la no inclusión de micrófonos dentro del packaging y el diseño despojado de la consola y del control remoto.

Pero sin duda es un gran amigo de pequeños salones y quinchos para musicalizar encuentros entre amigos. Con buena calidad de componentes en el gabinete y el agregado de luces de fiesta.

La Nación Argentina