Actualidad

MSP incrementa en un 27% las fumigaciones contra dengue y chikungunya

El Ministerio de Salud Pública hace el llamado a la ciudadanía a estar prevenidos para evitar el chikungunya y el dengue, virus que atacan al ser humano de cualquier edad.

QUITO. Con el fin de prevenir y controlar la propagación de la fiebre chikungunya y el dengue, el Ministerio de Salud Pública (MSP) intensificó las acciones de fumigación en los lugares del país que tienen presencia del mosquito Aedes Aegypti, que transmite dichas enfermedades.

Entre enero y abril de 2015 se realizaron 705.189 fumigaciones intradomiciliarias y extradomiciliarias, lo que representa un incremento del 27,1 por ciento respecto a 2014, año en que se realizaron 554.705 fumigaciones. La razón de este incremento es la necesidad de fortalecer acciones ante la llegada de la fiebre chikungunya a Ecuador.

Al momento, se cuenta con insecticida suficiente para continuar con las labores de fumigación; “en ningún momento ha hecho falta”, asegura un comunicado del Ministerio de Salud. En las próximas semanas se recibirán embarques de insecticidas conforme con lo programado.

Por ello recomienda a quienes tienen dolores fuertes de cabeza, fiebre alta, dolores musculares, náuseas, cansancio, erupciones cutáneas, malestar general y hayan emigrado a zonas endémicas (calientes), ir al Centro de Salud más cercano que desde el martes extendieron sus horarios de atención. Charlas, folletos y material audiovisual indican qué medidas se deben tomar ante esta situación.

Cabe destacar que las acciones de fumigación coadyuvan a la reducción de la presencia del mosquito Aedes Aegypti, pero no son por sí solas la solución, pues el insecticida afecta únicamente a los mosquitos adultos que entran en contacto con el químico en el momento de la aspersión, sin efecto residual sobre otros mosquitos que aparezcan luego.

Mariuxi Quinto, responsable de Prevención y Control, relata que las capacitaciones y acciones de los agentes del Ministerio de Salud están enfocadas al cuidado del agua, ya que Durán es un cantón en donde las personas almacenan a diario el líquido vital en tanques y cisternas.

“Nosotros también tenemos el programa de ‘agua segura’ en la que se da a la ciudadanía pequeñas indicaciones… Nosotros como control vectorial hacemos la entrega del avate, un polvo que va a impedir que la larva del mosquito se produzca dentro de los tanques. Otra medida es mantener tapados y limpios los tanques”, comenta Quinto.

De allí que se pide a la población a que se comprometa a controlar la proliferación del mosquito, eliminando los criaderos o recipientes donde se pueda acumular agua, tapando herméticamente los recipientes que contengan agua útil y cepillándolos cada cinco días, y utilizando el larvicida que entrega el Ministerio de Salud Pública.

Adicionalmente como medida de protección personal contra la picadura de los mosquitos, la población que permanezca en zonas tropicales y subtropicales debe utilizar mosquiteros y mallas finas en puertas y ventanas, además de vestir ropa con mangas largas y aplicarse repelente, sobre todo al amanecer y al atardecer, que son los momentos que el mosquito Aedes Aegypti pica a las personas. (MSP/DO)