Internacional

Morales pide una geopolítica «para la liberación de los pueblos del mundo»

«Tal vez algunos países pequeños fácilmente pueden cambiar sus principios con alguna cooperación», propuso Morales como parte de su «geopolítica para la liberación de los pueblos».

LA PAZ. El presidente de Bolivia, Evo Morales, reclamó hoy «una geopolítica no para la dominación, sino para la liberación de los pueblos del mundo» y en la que su país debería ser «una referencia».

A su vuelta de la cumbre COP21 contra el cambio climático, celebrada ayer en París con la presencia de decenas de mandatarios, Morales advirtió en una rueda de prensa en La Paz de que si no se acaba con «el modelo depredador que es el modelo neoliberal, prácticamente el planeta está condenado a la desaparición».

El mandatario aseguró que hay países, especialmente latinoamericanos y africanos, que coinciden en su diagnóstico pero no pueden avanzar en este sentido debido a un «condicionamiento económico» y por «el dominio imperial».

«Tal vez algunos países pequeños fácilmente pueden cambiar sus principios con alguna cooperación», propuso Morales como parte de su «geopolítica para la liberación de los pueblos».

El presidente lamentó que el escaso tiempo de su intervención en París (apenas cinco minutos) le impidió exponer las conclusiones de la cumbre de movimientos sociales celebrada en Tiquipaya (Bolivia) en octubre de este año y en la que se debatió sobre el cambio climático.

Las conclusiones de ese encuentro, que contó con representantes de organizaciones civiles de los cinco continentes, proponen la creación de un tribunal de justicia climática y la toma de medidas para reducir la temperatura del planeta.

Morales criticó que en la COP21 existía «discriminación», ya que otros mandatarios como el presidente estadounidense, Barack Obama, dispusieron de hasta trece minutos en la cumbre parisina.

Opinó, además, que todos los acuerdos para la lucha contra el cambio climático «tienen que ser vinculantes» para los países, y lamentó que los intereses económicos de las potencias dificultaran las acciones de lucha contra el calentamiento global.

Sobre los atentados terroristas en Europa, consideró que «esta clase de actos sólo va a terminar cuando acaben las intervenciones militares, cuando algunos países del sistema capitalista no usen sus fuerzas armadas para intervenir y saquear los recursos naturales de otros países». (Efe/ La Nación)