Internacional

Morales culpa a Canadá y EE.UU. de falta de consenso

El decreto es una agresión no solo a Venezuela sino a todos los pueblos latinoamericanos, subrayó mandatario.

BOGOTÁ. El presidente de Bolivia, Evo Morales, culpó a Canadá y EE.UU. de que no vaya a haber una declaración final de la VII Cumbre las Américas y consideró que el “peor error” que ha cometido el presidente estadounidense, Barack Obama, es el decreto contra Venezuela.

En declaraciones Morales consideró una “falta de respeto para los pueblos latinoamericanos” el hecho de que no vaya a haber declaración final debida, según dijo, a que EE.UU. y Canadá no están de acuerdo con algunos de los puntos que propone el resto.

Agregó que por decisiones como ésta es que se gestó la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), “porque ya es importante liberarnos”, y se preguntó para qué sirve la Organización de Estados Americanos (OEA) y la propia Cumbre de Panamá.

“No es posible que dos países impongan su voluntad al resto”, dijo Morales, quien sostuvo que los restantes 33 países participantes de la Cumbre estaban de acuerdo en una declaración que incluía derechos para los pueblos, aunque otras fuentes dicen que hubo algunos países latinoamericanos que también discreparon.

La falta de consenso llevó al anfitrión, el Gobierno de Panamá, a decidir que no haya un documento final, lo que ya se dio en la anterior Cumbre de las Américas, celebrada en 2012 en Cartagena de Indias (Colombia).

Morales se explayó en la entrevista en lo que calificó como “el peor error” de Obama, no solo para su Gobierno, sino para su persona y su familia, según dijo, y auguró que “se va a acordar toda su vida” de esa decisión.

Se refería al decreto en el que declaró a Venezuela una “amenaza” para la seguridad de EE.UU. y que estuvo precedido de la imposición de sanciones a funcionarios venezolanos a los que considera responsables de violaciones de los derechos humanos.

Morales opinó que el hecho de que después haya precisado que Venezuela no es una amenaza puede ser una muestra de “flexibilidad” pero también de que no quiere ser “cuestionado” por la gran mayoría de jefes de Estado y de Gobierno presentes en la Cumbre.

Según dijo, lo mejor es que hubiera mostrado “decisión política” y hubiera llegado a Panamá “con el decreto derogado”. (Efe/ La Nación)