Internacional

Morales critica privatización de agua, exhorta apoyo a agricultores

También criticó a los comerciantes y especuladores que, dijo, explotaban a las familias de agricultores.

ROMA. El presidente boliviano, Evo Morales, criticó duramente la privatización del agua e instó a los gobiernos a luchar contra la pobreza con más acciones para apoyar a los pequeños agricultores, durante un discurso en la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Morales, un indígena aimara y ex cultivador de coca que se convirtió en el primer presidente indígena de Bolivia en el 2006, ganó holgadamente un tercer período al frente del país en las elecciones del 12 de octubre con un estimado del 60 por ciento de los votos.

Sus programas contra la pobreza y el gasto prudente de fondos de la nacionalización de empresas de gas natural y crudo le dieron un amplio respaldo en el país, largamente marcado por la inestabilidad política.

“Un gobierno que privatiza el agua no está respetando los derechos individuales o colectivos”, dijo Morales, generando un fuerte aplauso de los delegados en la reunión en Roma. “Si no se tiene agua, no hay vida”, agregó.

Los movimientos sociales en Bolivia protagonizaron prolongadas batallas contra la privatización del agua a fines de la década de 1990 y comienzos de la del 2000, que finalmente tuvieron éxito.

“Para cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (sobre reducción de la pobreza), necesitamos hacer del agua una prioridad”, dijo Morales.

El presidente se refirió al apoyo de su Gobierno a los pequeños agricultores a través de préstamos con bajo interés y subsidios para crear incentivos para una mayor producción de alimentos en la nación andina.

“Los intermediarios presionarán los precios a la baja al momento de la cosecha y luego venderán los alimentos a precios más altos (…) como pequeño productor de una familia indígena yo fui testigo de esto”, dijo el presidente.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el porcentaje de bolivianos viviendo en la extrema pobreza de los 10 millones de habitantes cayó desde un 38 por ciento en el 2005, el año anterior a que asumiera Morales, a 24 por ciento en el 2011.

Morales dijo que otorgarle a las mujeres derechos legales sobre la tierra ha sido clave para mejorar la seguridad alimenticia.

Hasta el 2012, las mujeres no tenían un reconocimiento legal de propiedad de la tierra en Bolivia. Pero luego de que el Gobierno cambió la ley, casi la mitad de los títulos de tierra del país ahora pertenecen a mujeres, dijo el presidente. (Reuters/La Nación)