Internacional

Morales aspira convertir a Bolivia en el “centro energético” de Sudamérica

El primer mandatario de Bolivia buscará que su país se convierta en el primer centro energético de América Latina, así lo dio a conocer en una conferencia en Roma.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que aspira a convertir a su país en el “centro energético” de Sudamérica tras “recuperar” la explotación de sus recursos naturales tras las nacionalizaciones en el sector.

Así se expresó el mandatario indígena en una conferencia pronunciada en Roma bajo el lema “Solidaridad, complementariedad y autodeterminación de los pueblos”, donde aseguró que nacionalizar empresas ha logrado que el 92 % del beneficio sea para los bolivarianos.

“En vano nos decían que si nacionalizábamos no habría inversión”, recordó Morales, quien aseguró que en 2014 se han obtenido más de tres mil millones de dólares de beneficios.

“Tan importante ha sido nacionalizar que nos ha liberado de los chantajes del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (FMI)”, incidió Morales, que añadió que el Estado controla ahora los servicios básicos -agua, telefonía y energía-, “derechos humanos que no pueden ser negocios”.

Confesó que no esperaba que la situación económica del país cambiara “tan rápidamente” tras las nacionalizaciones, decididas el 1 de mayo de 2006, y aseguró que el ministro de Economía del país “es invitado a universidades de Estados Unidos para explicar el modelo contra el chantaje del FMI”.

Tras llevar a cabo estas nacionalizaciones, Morales defendió que Bolivia invierte los beneficios en energía solar -algo que aseguró que ya ocurre-, y el año que viene apostará por la energía geotérmica, con el objetivo de “exportar mil megavatios en 2020”.

“Exportar energía a otros países del entorno garantizará el crecimiento económico del país”, dijo.

Además, afirmó que, tras obtener ingresos con las nacionalizaciones, ha dado “una oportunidad para quien nunca la ha tenido” y ha citado el ejemplo de “mamás de familias pobres han creado pequeños negocios”.

Comentó también que los beneficios se han utilizado para invertir en educación y han conseguido que “el abandono escolar, que era del 6 %, ahora sea del 1 %” y sentenció que “no va a haber más analfabetos en Bolivia”. (Efe/La Nación)