Economía

Morales aboga por recuperar “la moral tributaria” antes de subir impuestos

Morales explicó que durante los primeros meses de 2016 se debe observar la recaudación y si no es eficiente hay que recurrir al “crédito más inmediato”

GUATEMALA. El candidato a la Presidencia de Guatemala Jimmy Morales, del Frente de Convergencia Nacional (FCN), propone recuperar “la moral tributaria” de la ciudadanía antes de pensar en subir los impuestos o hacer una reestructuración fiscal.

Después de la situación convulsa que vivió este año Guatemala, con un gran caso de corrupción en el ente recaudador de impuestos que le costó la presidencia a Otto Pérez Molina, en prisión acusado de liderar esa red denominada “La Línea”, Morales opina que la gente tiene una “desconfianza total” y un deseo “de no pagar impuestos”.

“Si nosotros ahorita hablamos de subir impuestos o de hacer una reestructuración, lo que vamos a hacer es encender una mecha a un polvorín”, consideró Morales en una entrevista con Efe en un hotel de la capital, custodiado por fuertes medidas de seguridad.

Morales competirá mañana con Sandra Torres, de Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

El candidato de FCN no descartó hacer una reforma fiscal, en la que más adelante se contemple la subida de impuestos, pero siempre contando con el consenso de la población y del empresariado.

Uno de los aspectos más difíciles que tendrá el próximo Gobierno será situación económica, caracterizada por un Estado con las arcas vacías, con una millonaria deuda externa, sumido en la pobreza y con una actividad y crecimiento económico a la baja.

Ante esta situación, Morales opina que hay que buscar más financiación y renegociar la deuda, porque no se puede contratar más “de la que se pueda pagar” y lo “recomendable” es que no sea superior al 2 % del PIB.

Una de las opciones que a su juicio es más viable para reducirla es el crédito internacional, que puede proporcionar condiciones de “más de 20 años de plazo, con 10 de gracia, y hasta un 4 % de interés anual”.

En este mismo sentido, Morales avanzó que ya tuvo conversaciones con entes como el Banco Mundial, que tiene a disposición de Guatemala 1.500 millones de dólares, o el Banco Interamericano de Desarrollo, que ofrece 1.000 millones.

No obstante, apuntó que de ganar mañana domingo en las urnas, no sería él quien decidirá sobre la deuda, sino el Congreso, quien planteó en el proyecto de presupuesto para 2016 que un total de 11.500 millones de quetzales (unos 1.500 millones de dólares) sea la cantidad que se puede contratar.

Morales explicó que durante los primeros meses de 2016 se debe observar la recaudación y si no es eficiente hay que recurrir al “crédito más inmediato” que, “precisamente”, no es el internacional sino el local, “que es más caro”.

Otro de las grandes problemas de Guatemala es la desnutrición y la pobreza, ya que según los últimos datos de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), de los 15 millones de habitantes, el 53,71 % vive en la pobreza y, de ellos, el 13,33 % en la extrema pobreza.

Los programas sociales, indicó Morales, son un arma para poder combatir el hambre y la desnutrición crónica y aguda, pero modificándolos para convertirlos en la base de “una política de seguridad alimentaria y nutricional” que se enfoque en las mujeres embarazadas, en los niños de 0 a 5 años y en los ancianos.

Para canalizar los alimentos hacia ellos y evitar la corrupción y “el clientelismo político”, el actor de televisión convertido en político abogó por hacer una alianza “gobierno, maestro, padre de familia y empresa, a través de su responsabilidad social-empresarial”.

“Si logramos tener estos cuatro elementos y logramos una supervisión adecuada, estaremos logrando que solo el Gobierno tenga la administración del recurso y evitando precisamente temas de corrupción”, manifestó.

Aunque está confeccionando su equipo de Gobierno desde hace ya 21 meses, dijo que todavía está “abierta la puerta” para otra fuerzas y adelantó que ha mantenido contactos con Lizardo Sosa, excandidato a la Presidencia por TODOS, al que calificó como un “excelente tecnócrata y excelente cerebro en temas económicos y financieros”.

“Yo creo que es un proceso de crecimiento y de maduración democrática, el hecho de poder tener la participación y de poder tener una representación diferente en un momento histórico que está presentando Guatemala”, sostuvo.

De alcanzar la Presidencia mañana domingo, Morales tendrá una representación en el Congreso de 11 diputados, una debilidad que paliará con el “consenso” para poder alcanzar acuerdos entre los diputados y aprobar proyectos.

“Tenemos la esperanza de que este momento especial” que vive Guatemala, donde la población ha demostrado más “interés” por el acontecer político, eluda “una lucha entre el Legislativo y el Ejecutivo”, para que todas las acciones puedan ir “en beneficio de la nación”, zanjó. (Efe/La Nación)