Tecnociencia

Mitos y verdades de la lactancia materna

La leche materna es vital para los neonatos y de mucha importancia para su desarrollo. Por ello, cada primera semana de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

Es posible evitar el 16% de las muertes neonatales mediante la lactancia materna desde el primer día de vida de los lactantes, de acuerdo con datos de Unicef. Esta cifra puede aumentar a 22% si la lactancia materna se inicia durante la primera hora después del parto.

“Este alimento es fundamental para fortalecer el sistema inmunológico del recién nacido, tiene componentes biológicos que no son imitables por ningún otro alimento y es el mayor apoyo emocional para el recién nacido y la madre, este apego ayuda a su desarrollo emocional y psicológico. Vale destacar que es mucho más económico que cualquier otra forma de alimentación”, asegura la doctora Verónica Delgado, Pediatra Neonatóloga del Hospital de los Valles.

Alrededor de la lactancia hay muchos mitos. Por ejemplo, algunas personas creen que las fórmulas son mejores que la leche materna. Sin embargo, lo mejor para el bebé hasta los seis meses es alimentarse exclusivamente de la leche de su madre. Hasta los dos años se recomienda complementar con otros alimentos.

Es de vital importancia que toda madre que tenga inquietudes o curiosidades sobre la leche consulte con especialistas y no se deje llevar por los comentarios o creencias de familiares o amigos.

Mitos

Dieta. La madre debe ingerir sólo ciertos alimentos durante la lactancia, para producir leche.

Calostro. La primera leche debe ser desechada, porque tiene microbios y es antihigiénica.

Embarazo. Si la madre tiene otro embarazo, debe dejar de dar de lactar por la salud del bebé.

Emoción. Si la madre tuvo algún problema, no debe dar de lactar hasta que le pase el enojo o estrés.

Verdades

Equilibrio. La madre debe llevar una dieta balanceada. Mayor succión será igual a más leche.

Defensa. El calostro es como una vacuna. Posee muchos nutrientes, que refuerzan la inmunología del bebé.

Vital. El embarazo no impide que la madre siga dando de lactar y tampoco influye en la calidad de la leche.

Cantidad. Esas emociones pueden adormecer el flujo de la leche, pero el sentimiento no se pasará en la leche.

 

Por: Ana Cristina Alvarado / www.ultimasnoticias.ec