Ciencia

Mitos que debemos dejar de creer sobre cómo será el fin del mundo

La extinción de los humanos tal y como los conocemos hoy es inevitable. Gracias a la evolución y el sinfín de factores externos que intervienen en ella como las condiciones climatológicas, nuestra especie habrá de sufrir cambios inevitables en los próximos miles de años. Tal vez entonces la Tierra sea habitada por una nueva especie, más desarrollada y muy diferente que la actual.

Al mismo tiempo, es una certeza que nuestro Sol se extinguirá, no sin antes crecer en volumen y luminosidad. En dos billones de años, el calor que emitirá provocará cambios esenciales en la Tierra, como que el agua de los océanos hierva. Poco tiempo después, en unos 5 billones de años, el hidrógeno del Sol se acabará, por lo que liberará más energía, así que la superficie de la Tierra arderá y todo lo que existe en el planeta se convertirá en cenizas, algo similar a lo que le sucede en Mercurio.

Lo anterior es el escenario esperado por la ciencia para la hora final de la Tierra: entonces las condiciones del Sistema Solar cambiarán, por lo que la vida ya no podrá sostenerse en nuestro planeta, sin dramas hollywoodenses o tramas propias de la ciencia ficción, como las siguientes que alguna vez creímos reales.

CC