Internacional

Misiles alcanzan cuartel militar ucraniano

Los avances de los separatistas prorrusos redujeron las esperanzas de acuerdo cuando Rusia, Ucrania, Francia y Alemania se reúnan en Minsk.

VUHLEHIRSK/KRAMATORSK. Misiles mataron a civiles y soldados en territorio controlado por el Gobierno de Ucrania, mientras los rebeldes prosiguen su ofensiva por capturar un centro ferroviario en manos del ejército, en reveses que complican a Kiev en la antesala a unas conversaciones de paz.

Funcionarios europeos reconocieron que es difícil imaginar a los rebeldes accediendo a parar y retroceder a sus posiciones previas, tras semanas en las que han realizado grandes avances.

Una fuente rusa citada por la agencia estatal de noticias RIA dijo que no hay intención de firmar un documento para resolver el conflicto en las conversaciones de paz, y que el objetivo principal es crear una zona desmilitarizada.

Misiles impactaron en Kramatorsk, a unos 50 kilómetros al norte del frente, alcanzando los cuarteles centrales de la operación militar ucraniana en el este, así como áreas residenciales cercanas.

Funcionarios locales dijeron que perecieron al menos siete civiles, mientras que 26 civiles y 10 soldados resultaron heridos. Un parlamentario aseguró que también perdieron la vida cuatro soldados.

Un fotógrafo de Reuters vio el cadáver de una mujer tirado sobre la nieve, donde cayó. La cola de un cohete sobresalía de un pequeño cráter en el suelo.

Los rebeldes negaron haber atacado la localidad, pero su aparente capacidad para golpear tan dentro de territorio controlado por Ucrania complicará las conversaciones de paz, que buscan restablecer un alto el fuego truncado por los separatistas con una nueva ofensiva el mes pasado.
Consultado sobre un eventual alto el fuego, Malysh, quien dijo que era un combatiente ruso, no ucraniano, respondió: “Estamos absolutamente en contra. Ellos tendrán tiempo para reagruparse. Nosotros los tenemos ahora”.

El Kremlin, al que Occidente acusa de enviar armas y soldados a través de la frontera para ayudar a combatir por un territorio que llama “Nueva Rusia”, anunció el martes ejercicios militares de un mes de duración, que involucran a unos 2.000 soldados en su lado de la frontera. (Reuters/ La Nación)