Deportes

Ministro ruso dice que detenidos no tienen relación con Mundial de 2018

Entre los latinoamericanos están: Eugenio Figueredo, Eduardo Li, José Maria Marin, Julio Richa, y Rafael Esquivel se encuentran entre los siete altos dirigentes de la FIFA detenidos hoy.

MOSCÚ. El ministro de Deporte ruso, Vitali Mutkó, aseguró hoy que los altos responsables de la FIFA detenidos esta madrugada en Zúrich por cargos de corrupción no tuvieron relación con la campaña para elegir la sede del Mundial de Fútbol de 2018, que se celebrará en Rusia.

“Si tomamos a estas personas, muchos de ellos no tuvieron ninguna relación con la campaña para elegir la sede del Mundial de 2018. No eran miembros del Comité Ejecutivo y no tomaron parte (en la campaña)”, dijo Mutkó, en declaraciones a medios rusos.

“Yo no dispongo de toda la información, pero a juzgar por la lista de los detenidos, no tienen relación con el campeonato del mundo de 2018 ni tampoco con la elección de Catar”, que albergará el Mundial de 2022, agregó.

Mientras que la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) afirmó que apoya “integralmente” las investigaciones sobre presunta corrupción en la FIFApor las que fue detenido hoy su expresidente y actual vicepresidente José María Marín.

“Ante los graves acontecimientos ocurridos en esta mañana en Zúrich, implicando dirigentes y empresarios relacionados con el fútbol, la CBF viene a público a declarar que apoya integralmente toda y cualquier investigación”, afirmó el organismo en un comunicado.

La federación brasileña aseguró que aguardará la conclusión de las investigaciones “sin cualquier juicio que previamente condene o inocente” a los sospechosos.

No obstante, el presidente de la CBF, Marco Polo del Nero, dijo hoy en Zúrich que los contratos investigados por la Justicia estadounidense fueron firmados por el expresidente Ricardo Teixeira y no por Marín.

“Los contratos fueron firmados antes de la administración de Marín, ninguno después”, dijo Del Nero a la prensa brasileña en Zúrich.

Marín sucedió a Teixeira al frente de la CBF en 2012 y dejó el cargo el pasado abril, y fue uno de los siete arrestados hoy por la Policía suiza a petición de la Justicia estadounidense. (Efe/La Nación)