Actualidad

Ministro de Educación desmiente rumores de cambios en otros colegios y escuelas

Ratifica estar abierto al diálogo pero sin medidas de protesta

QUITO. “No podemos permitir que cada decisión que tome la autoridad educativa sea sometida a veto. Imagínense lo que sería que las decisiones de los padres las veten los hijos”, de esta manera el ministro de Educación Augusto Espinosa resaltó su posición acerca de la reubicación de docentes, en la que no solo el Colegio Juan Pio Montufar emprendió este proceso, sino también el Vicente Rocafuerte de Guayaquil, el cual fue sin dificultad.

Además, resaltó estar abierto al diálogo pero no mientras existan medidas de protesta, “yo mismo visito los planteles educativos, de hecho he ido 3 veces en los últimos meses al Colegio Montúfar, pero no puedo permitir lo que esta fuera de la Ley”, dijo Espinosa al justificar que la reubicación de docentes se realizó a medio año porque intensifican procesos de renuncia de docentes de más de 60 años de edad, que se dan en cualquier época del año y esos puestos quedan vacíos.

Adicionalmente, el ministro de Educación destacó que la reubicación se hizo antes del inicio del segundo quimestre para no perjudicar a los estudiantes y que puedan organizarse, pero no podía continuar una situación en la que “mientras en el Montufar teníamos exceso de profesores, a dos o tres cuadras no tenían profesor”, indicó Espinosa y desmintió totalmente los rumores que ya se corren en otras instituciones educativas respecto a cambio de nombre de las instituciones, entre otros,

“Todos los cambios se realizan en el cambio de año o en cambio de quimestre. Si no se ha hecho quiere decir que no sucederá”, enfatizó el ministro Espinosa, al ratificar que el único Colegio que ha sido intervenido es el Montufar, debido a los hechos suscitados los últimos días y que de esta manera los mismos no se repitan.

Por otra parte, ante la posibilidad de que se presente protestas en los alrededores del edificio donde funciona el Ministerio de Educación, en el norte de Quito, se ha dispuesto cercar con mallas y en cada ingreso se encuentra un grupo de policías con escudos. “Yo no lo pedí, pero supongo que es por la seguridad de los funcionarios. La semana pasada lanzaron piedras en el Distrito con los funcionarios dentro”, dijo el Ministro Augusto Espinosa durante una rueda de prensa donde habló sobre la optimización de la planta docente.

Ante ello, el sábado pasado, el presidente de la República, Rafael Correa también se refirió al tema. Aseguró que no se tolerarán los hechos de violencia y recordó que el colegio se encuentra intervenido. Incluso advirtió que podría ser cerrado. Pero Espinosa aclaró que esto sería sólo en un caso extremo. (VCV/La Nación)