Economía

Ministro de Económica aclara que déficit fiscal asciende $2.400 millones en este 2016

Según Rivera, somos de las economías que menos endeudamiento tiene en la Región.

QUITO. “La política de endeudamiento actual es distinta a la de otros Gobiernos, como el de 1999 donde la deuda adquirida se utilizó para el salvataje bancario que derivó en una crisis nacional. La política de endeudamiento actual va hacía la infraestructura pública, a generar crecimiento y proyectos rentables”, así lo dio a conocer el ministro coordinador de Política Económica, Patricio Rivera, quien agregó que el 80% de la deuda concentrada de Ecuador con China, se debe a que el país asiático es el principal financista del mundo y en esa lógica se comprometieron deudas.

En ese sentido aseguró que este Gobierno es planificado y por tanto sabe cómo cerrar el año fiscal 2015 y 2016 y en caso de algún problema económico, ya tiene un proyecto organizado para el financiamiento.

“Algunos actores políticos de oposición tratan de alarmar a la ciudadanía, sin pensar que solo una de las variables es el riesgo país, por lo que basado en esta no se puede decir si un modelo económico es bueno o no; pues no refleja la situación del ser humano en la sociedad”, aclaró Rivera y detalló que mientras el precio del petróleo baja, el riesgo país sube.

Ante ello, Rivera señala que el Fondo (Monetario Internacional) está hecho como el de varios países de la Región y cita Chile, Colombia y Perú, quienes devaluaron sus monedas para de esa manera poder ajustarse a este entorno. “Chile en los últimos tres años ha devaluado su moneda en un 37%, Colombia en los últimos 18 meses, 44%; Noruega 30%, Canadá 27%, pero al tener Ecuador el dólar como moneda no puede tomar esa medida para enfrentar la coyuntura”, indicó.

Por esta razón, para defender la producción nacional, el Gobierno ha aplicado medidas correctivas como las salvaguardias. “En una coyuntura tan compleja como la actual, el deber de toda política pública es proteger a la industria local. Se necesita que, frente a una competencia no muy leal, nuestros productores nacionales tienen que estar en condiciones de competir, hay que defender la industria nacional”, recalcó.

Sobre el Presupuesto General del Estado de este año, el Ministro Rivera destacó que tiene cero de ingresos petroleros, por el contrario, son los tributos los que sostendrán la economía. “El Presupuesto General del Estado tiene un total de $ 29.000 millones, de esos $29.000 millones, a grandes rasgos, los ingresos tributarios son unos $15.500 millones, si a eso le suma los no tributarios que son unos $2.400 millones, las transferencias que son $900 millones, va a tener casi $20.000 millones de ingresos, si a eso se le suma las necesidades de financiamientos que son unos $6.000 millones, tiene $26.600 millones, si a eso le suma la cuenta de importación de derivados, que eran $4.000 millones, en neto tiene los $30.000 millones”, mencionó.

Adicionalmente, dijo que la inversión pública creció de 4.2 al 15.1% debido a la inversión en obras que durante años no se hicieron y que mejoran la competitividad. “Este año se desembolsan muchos créditos, la parte final de las grandes hidroeléctricas, los grandes programas y proyectos de inversiones que vienen financiados desde el exterior. El requerimiento de financiamiento es el déficit más las amortizaciones, es decir, es lo que necesito para cubrir todo el programa de inversiones, que no se cubre con impuestos o con petróleo, y lo que necesito para pagar amortizaciones de deuda”, manifestó.

El financiamiento interno alcanza la cifra de $1.500, la otra diferencia, es decir, $4.500 millones provienen del exterior, entre organismos multilaterales y los contratos bilaterales con gobiernos. “No quiere decir que sea fácil lograr obtener dinero para cubrir los $6.000 millones, sobre todo, en una coyuntura internacional complicada, siempre los financistas se asustan más cuando hay información distorsionada sobre la situación del Ecuador”, criticó Rivera al sostener que este tipo de comunicación política, en un año electoral o preelectoral, lo que busca es asustar a los actores económicos para que el desempeño económico no sea bueno y, de esa manera, ver si ganan un par de votitos en las elecciones. (VCV/La Nación)