Actualidad

Ministra de Salud informa de primer caso autóctono de chikunguña en Ecuador

Ecuador ha venido preparándose para enfrentar esta enfermedad, cuya llegada era inminente por su propagación en países vecinos y por existir en el país el vector que la transmite

QUITO. La ministra de Salud, Carina Vance, confirmó el primer caso autóctono de chikunguña en Ecuador, país en donde otras siete personas han reportado esa fiebre pero “importada”. “Ministra #CarinaVance: ‘Hemos confirmado el primer caso autóctono de #chikunguña en el Ecuador'”, escribió hoy el Ministerio de Salud en su cuenta de Twitter.

En una rueda de prensa en Guayaquil, David Acurio, viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud Pública, confirmó ayer el séptimo caso “importado” de chikunguña detectado en el país y mencionó la posibilidad de un primer autóctono.

El caso “importado” reportado ayer corresponde a una ecuatoriana que arribó a Guayaquil, provincia del Guayas, procedente de Colombia, con síntomas de la fiebre, señaló el Ministerio en un comunicado.

Ese caso se sumó a otros seis “importados” detectados anteriormente en otras provincias: en Loja (1), en Pichincha (3), en Tungurahua (1) y en Manabí (1).

Los cinco casos “importados” de chikunguña que se han reportado en la Sierra (Andes) no presentan peligro de contagio, pues el mosquito transmisor de la enfermedad, el Aedes aegypti, solo se encuentra en las zonas tropicales y subtropicales del país, indicó el Ministerio.

La fiebre chikunguña es una enfermedad provocada por el virus del mismo nombre y se transmite por la misma especie de mosquito que el dengue.

Los afectados sufren cansancio, náuseas, erupciones en la piel y dolores fuertes en las articulaciones, a menudo invalidantes y persistentes.

La ministra Vance explicó que, de acuerdo con lo visto en otras partes del continente, en especial en Centroamérica, El Caribe, Venezuela y Colombia, se espera un incremento de casos de chikungunya en el país; por tal motivo pidió a la comunidad su participación activa en el proceso de prevención, de manera que se pueda atenuar la presencia de la enfermedad.

Así también, exhortó a los ciudadanos acudir al centro de salud más cercano al momento de presentar fiebre y dolores en las articulaciones, y habló sobre la importancia de no automedicarse.

Debe recordarse que la fiebre chikungunya se contagia a través del mosquito Aedes aegypti, el mismo vector que transmite el dengue, cuando pica a una persona enferma y luego a una persona sana. El Aedes aegypti se reproduce en agua limpia acumulada en tanques, llantas, macetas, floreros, charcos, en zonas tropicales y subtropicales del Ecuador.

Para evitar la proliferación del mosquito, es necesario eliminar recipientes inútiles en los cuales se pueda acumular agua y remover el agua estancada en charcos, macetas y otros lugares; además, los recipientes que tengan agua útil (tanques, floreros, etc.) deben ser bien tapados o en su defecto deben ser lavados y cepillados máximo cada cinco días.

Como medidas personales para evitar el contagio, se recomienda utilizar ropa que proteja contra las picaduras de insectos, colocar mallas en puertas y ventanas, utilizar mosquiteros y aplicarse repelente en las áreas expuestas de la piel. (Efe/La Nación)