Economía

El Ministerio del Trabajo entregó 1.018 certificados de competencias laborales en la provincia de Loja

La Certificación Profesional por Competencias Laborales dignifica los saberes

QUITO. El Ministerio del Trabajo (MDT) informó que se entregaron 1.018 certificados a trabajadores de la provincia de Loja. Estos documentos, según esta Cartera de Estado, acreditan  su experiencia y ahora se respaldan con el Certificado de Competencias Laborales otorgado por el MDT a través del Servicio Ecuatoriano de Capacitación Profesional (Secap). 

El ministro del Trabajo, Leonardo Berrezueta, recordó que muchos trabajadores ejercían oficios sin títulos y que aquello implicaba una traba para hacer carrera laboral. Hoy al menos 20.000 personas, a escala nacional, tienen certificados gracias a la gestión del MDT.   Estas certificaciones son de carácter oficial. “En la página web de la Senescyt constan los trabajadores que recibieron certificados por competencias, ese es un cambio de paradigma promovido por el Gobierno”, informó el Ministro.

Quienes recibieron este certificado asistieron a un proceso de evaluación teórico-práctico de sus conocimientos, habilidades y destrezas, necesarias para cumplir la función que desempeñan.  Según cifras del Ministerio del Trabajo, durante el 2016, se entregaron 20.505 certificaciones por competencias laborales en oficios como: Construcción, textil, metalmecánica, comunicación, agropecuaria y otros.

Para las personas interesadas en obtener esta certificación pueden acceder a la página web del Secap, www.secap.gob.ec, e ingresar en la pestaña “Certificación por Competencia” y completar la información solicitada. Para ayuda adicional están disponibles los centros operativos y múltiples del Secap a escala nacional.

La Certificación Profesional por Competencias Laborales dignifica los saberes. Gana el trabajador pues a través del documento identifica sus potencialidades y debilidades para mejorar su perfil ocupacional; mientras que las empresas cuentan talento humano altamente calificado y así incrementa la productividad. (El Ciudadano/LA NACIÓN)