Actualidad

Ministerio de Salud acelera dosis de refuerzo para personas desde los 40 años

El Ministerio de Salud mantiene la reducción del tiempo de aplicación de las dosis de refuerzo contra el covid-19. Esta vez, las personas mayores de 40 años podrán acceder a la tercera vacuna después de cumplir cinco meses de la colocación del esquema completo.

Este grupo poblacional, además de mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, sectores estratégicos, personal de las Fuerzas Armadas, de salud, educación, universidades (docentes, personal administrativo y estudiantes) e instituciones (públicas y privadas) podrán colocarse la vacuna a partir de este lunes 7 de febrero del 2022.

Las personas de 18 años en adelante, con inmunosupresión moderada y severa, también pueden acceder al refuerzo una vez cumplidos cinco meses desde la finalización de su segunda dosis.

Para la población de 18 a 39 años se mantiene el tiempo establecido desde el inicio para la tercera vacuna, es decir, seis meses.

En un comunicado, la Cartera de Estado mencionó que la reducción del tiempo para la administración de la tercera vacuna responde al aumento de contagios de covid-19 en las últimas semanas, debido a la circulación de la variante Ómicron, que está en el Ecuador desde diciembre del 2021.

Desde el 1 de febrero, a las personas de 45 años también se les aplica la dosis de refuerzo una vez que hayan transcurrido cinco meses de la segunda vacuna.

La autoridad sanitaria adelantó de seis a cinco meses la aplicación de la tercera dosis para adultos mayores desde diciembre del año pasado, y en enero de este 2022 dispuso inmunizar con ese mismo intervalo a las personas a partir de los 50 años.

Este proceso se realiza en los establecimientos habilitados por el Ministerio de Salud y centros de vacunación en universidades, coliseos, centros comerciales, entre otros.

Según los datos del Vacunómetro, con corte al 5 de febrero del 2022, en el Ecuador se han aplicado 2 846 597 dosis de refuerzo, mientras que la cobertura de inmunización alcanza al 83% de la población con dos vacunas y al 87,85% con una sola.

 

 

El Comercio