Internacional

Miles de mujeres antichavistas exigen en Caracas que se reactive el referéndum contra Maduro

María Corina Machado, Lilian Tintori y otras esposas de presos encabezan la protesta en la capital venezolana

ESPAÑA. Miles de opositoras venezolanos salieron este sábado a protestar en las calles de Caracas por la suspensión del referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, a quien no se cansaron de calificar «dictador» y «usurpador». Las mujeres tomaron las autopistas y paralizaron la ciudad de este a oeste para exigir que la consulta se celebre este año. La exdiputadaMaría Corina Machado, acompañada por Lilian Tintori, Patricia de Ceballos y otras esposas de presos políticos, estuvieron secundadas por una multitud de seguidores que pidieron la salida de Maduro. El pasado jueves, el poder electoral suspendió la segunda fase necesaria para activar el revocatorio, que consistía en la recogida del 20% de las firmas del electorado, prevista la próxima semana.

Las banderas tricolores ondearon a lo largo de la autopista principal que divide la capital. Desde seis puntos fueron fluyendo las manifestantes hasta que se concentraron en el distribuidor Ciempiés. María Corina Machado, coordinadora de Vente Venezuela, auguró el comienzo de «una nueva etapa de lucha contra la dictadura, la etapa definitiva». En la manifestación, llamada «Mujeres Resteadas», también participaron varias diputadas y diputados, así como el alcalde del municipio capitalino El Hatillo, el opositor David Smolansky.

Apoyo de doce países

El gobernador de Miranda, el opositor Henrique Capriles, apoyó la marcha de las mujeres y divulgó un comunicado firmado por doce países de la región, como Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Honduras, Guatemala, México, Perú y Uruguay. En él se considera que la suspensión de la recogida de las firmas y la prohibición de salir del país a los principales líderes de la oposición «afecta a la posibilidad de establecer un proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposición que permita una salida pacífica a la crítica situación». Los gobiernos de estos países hicieron asimismo un llamamiento «a todos los actores políticos para que concreten a la brevedad y en un clima de paz los esfuerzos de diálogo nacional». Los países reclaman «soluciones duraderas» a favor de la democracia y la estabilidad social, «garantizando el pleno respeto de los derechos humanos, la separación de poderes y el fortalecimiento institucional».

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD, coalición opositora) anunció por su parte que esta protesta era la primera de un plan movilizaciones callejeras con el que esperan «restituir el hilo democrático», roto tras la suspensión del proceso del plebiscito. Para el próximo miércoles, día en que debía comenzar la recogida de las firmas para el revocatorio, está convocadas movilizaciones en todo el país, la llamada «Toma de Venezuela».

La Asamblea Nacional, de mayoría opositora, ha convocado para este domingo una sesión extraordinaria para tomar decisiones sobre la crisis económica y social. Pero sobre todo para debatir los próximos pasos que deberán darse tras la «ruptura» del hilo constitucional, el abandono del cargo del presidente –que ha viajado a los países de la OPEP sin obtener el permiso parlamentario – y su doble nacionalidad. (ABC/La Nación)