Ciencia

Miles de personas protestan en el centro de China por una planta de residuos

 

A los residentes de los alrededores, donde hay sobre todo bloques de viviendas nuevos para familias jóvenes, les preocupa que los desechos contaminen el agua y amenacen su salud.

PEKÍN.  Miles de personas se sumaron a las protestas en Wuhan (Hubei, centro de China) por los planes de construcción de las autoridades de una planta de tratamiento de residuos en una zona residencial de la ciudad.

Según publican medios como Radio Free Asia (RFA), financiado por Estados Unidos, y el periódico Apple Daily, propiedad de un grupo mediático de Hong Kong, las protestas empezaron el domingo en la zona económica de desarrollo de Panlongcheng de la ciudad.

La pasada noche, miles de personas marcharon por carreteras de esa zona coreando consignas como «Dejad Pasar» frente a coches de Policía, tal y como muestran vídeos y fotos en las redes sociales chinas.

La dueña de una vivienda en la zona, quien se identifica como Fang, dijo a RFA que la propuesta, la cual ha sido supuestamente parada por las autoridades, aunque se desconoce si de forma indefinida, era construir la planta a 100 metros de la escuela más cercana y a 400 de varias zonas residenciales.

A los residentes de los alrededores, donde hay sobre todo bloques de viviendas nuevos para familias jóvenes, les preocupa que los desechos contaminen el agua y amenacen su salud.

Casi en paralelo, la Policía china ha disuelto una protesta ciudadana por una situación pareja en Shenzhen (Cantón, sur), donde las autoridades también quieren construir una planta de desechos.

RFA señala que al menos cinco personas fueron detenidas y centenares dispersadas en autobuses, algunas apaleadas, por la Policía en Shenzhen el miércoles.

«Creo que detuvieron a entre cinco y seis personas», señaló un manifestante apellido Huang a ese medio.

Algunos testigos que prefirieron guardar el anonimato dijeron que las protestas habían tenido lugar durante varios días frente a edificios gubernamentales, y que las autoridades emplazaron a los manifestantes a una reunión la semana próxima.

Las protestas ciudadanas por la contaminación industrial y la disposición de plantas tóxicas y de sustancias peligrosas se ha convertido en algo frecuente en el país, sobre todo en provincias como Cantón (sur), uno de los focos industriales de China.

A comienzos de mes la Policía disolvió por la fuerza una protesta contra la construcción de un incinerador de basura en la ciudad de Shantou, al este de Cantón, y detuvo a docenas de manifestantes.

Estos sucesos se producen en medio de una campaña sin precedentes del Gobierno chino contra el movimiento obrero del sur del país, especialmente en Cantón, según la ONG China Labour Bulletin (CLB).

Así, las autoridades chinas arrestaron la pasada semana a tres importantes activistas, He Xiaobo, Zhu Xiaomi y Zeng Feiyang, mientras otros cinco líderes de la lucha obrera se encuentran desaparecidos, según CLB, con sede en Hong Kong. (Efe/ La Nación)