Internacional

Miles de judíos oran en el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén por el regreso de los cautivos en Gaza

Miles de judíos abarrotaron el Muro de las Lamentaciones, en Jerusalén, para orar por el regreso de los israelíes que siguen secuestrados por Hamás.

Miles de judíos, religiosos en su mayoría, abarrotaron esta tarde el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén en un rezo público masivo por los 132 rehenes que aún permanecen en Gaza, de los cerca de 250 que fueron secuestrados el pasado 7 de octubre.

Se trata de la oración Yom Kipur Katan, un día de la expiación menor, que emula las tradiciones del día más sagrado del judaísmo, el de Yom Kipur, que se celebra entre septiembre y octubre, basado en el ayuno, la meditación, el rezo y la reflexión.

El Yom Kipur Katan se celebra la víspera del mes de Shevat en el calendario hebreo, que coincide con la fecha de hoy este año.

El rabino principal sefardí de Israel, Yitzhak Yosef; el rabino principal asquenazí, David Lau, y el rabino del Muro de los Lamentaciones, Shmuel Rabinovitch, y otros rabinos destacados de los sectores haredí y sionista religioso oficiaron el rezo, representado por la jerarquía judía de Israel.

La plaza del Muro de las Lamentaciones estaba llena como en los días más señalados del judaísmo, y miles de personas abarrotaban las calles colindantes de la Ciudad Vieja de Jerusalén porque no cabían en el recinto.

Miles de judíos abarrotaron hoy el Muro de las Lamentaciones para orar por el regreso de los secuestrados que aún permanecen en Gaza.

Miles de judíos abarrotaron hoy el Muro de las Lamentaciones para orar por el regreso de los secuestrados que aún permanecen en Gaza.

Yosef y Lau fueron los primeros el leer los salmos, y pidieron «clamar, suplicar y obtener la misericordia de los cielos sobre todo Israel», en relación a la guerra con Hamás.

Los rabinos también tocaron el «shofar», un instrumento de viento litúrgico elaborado con el cuerno de un animal «puro», como el carnero, la cabra, el antílope o la gacela, y recitaron el «selihot», oraciones penitenciales, junto con algunos familiares de rehenes retenidos en Gaza y soldados que luchan allí.

«Estamos aquí en la víspera del mes de Shevat para clamar por el dolor, la angustia y la esperanza. Salva a tu pueblo y bendice tu herencia. Estamos aquí unidos. No hay tribus aquí. No hay bandos. Hemos aprendido nuestra lección y oramos como una sola persona», afirmó Rabinovitch, el rabino del Muro.

Judíos religiosos oran en el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén por el regreso de los 136 israelíes que aún secuestrados por Hamás.

Judíos religiosos oran en el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén por el regreso de los 136 israelíes que aún secuestrados por Hamás.

«Que sea tu voluntad bendecir este nuevo mes para bien, un mes de redención para los cautivos, un mes de victoria sobre el cruel enemigo, un mes de buenas noticias, salvación y consuelo», pidió en su salmo.

Junto con los tradicionales símbolos religiosos judíos, la plaza se llenó de carteles y pancartas con fotografías de los 136 rehenes que permanecen en la Franja, cuatro de ellos retenidos allá durante años y el resto secuestrados durante el ataque perpetrado por Hamás el 7 de octubre.

Un grupo de chicas canta durante una jornada de oración en el Muro de las Lamentaciones para pedir por los israelíes aún secuestrados.

Un grupo de chicas canta durante una jornada de oración en el Muro de las Lamentaciones para pedir por los israelíes aún secuestrados.

Israel estima que al menos 25 de los cautivos están muertos, mientras que más de una decena de cuerpos de rehenes han sido recuperados durante las operaciones terrestres emprendidas por el ejército. Desde que comenzó la guerra, Hamás ha liberado a 110 secuestrados, la mayoría de ellos durante una tregua de una semana en noviembre pasado.

Varias personas colocan carteles con los rostros de los israelíes secuestrados por Hamás en el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén.

Varias personas colocan carteles con los rostros de los israelíes secuestrados por Hamás en el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén.

«En este servicio especial de oración en el Muro de las Lamentaciones, abriremos las puertas del cielo con oraciones por la liberación de los rehenes, sanos y salvos, en cuerpo y alma, y por el éxito de los soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel y su regreso seguro a casa», indicó el Foro de Familiares de Secuestrados y Desaparecidos.

Mientras los israelíes siguen pidiendo por el regreso de todos los rehenes, los medios hebreos avanzan que Qatar, país mediador entre Israel y Hamás, ha enviado una nueva propuesta para otra tregua que permita un intercambio de cautivos israelíes por prisioneros palestinos.

Por:  La Voz de Amèrica.com