Internacional

Milei inicia terapia de choque en Argentina: «No hay dinero»

En Argentina comienza la presidencia del economista ultraliberal Javier Milei. Anuncia medidas drásticas para reconducir la descarrilada economía del país sudamericano.

«Las atrocidades se cometen al principio de la legislatura», como dice el dicho, refiriéndose a medidas impopulares como los recortes presupuestarios realizados por un nuevo gobierno. Esto se basa en el supuesto de que los votantes concederán a un nuevo gobierno un periodo de gracia que le permita llevar a cabo los dolorosos cambios estructurales necesarios. El nuevo presidente de ArgentinaJavier Milei, tiene la clara intención de atenerse a este principio.

El economista ultraliberal y su gabinete, muy reducido, están en funciones desde el domingo. La supresión de algunos ministerios, que de 18 pasan a ser 9, es la primera señal de la anunciada reducción del aparato estatal. El nuevo Gobierno aún tiene por delante una tarea mucho más difícil, ya que ha anunciado su intención de reducir el gasto público. Y eso suele significar recortes de empleo. «El presidente dice no hay plata y la gente aplaude: esa es la novedad», afirma el diario Clarín, que ha detectado un cambio de estado de ánimo en el país durante el discurso de investidura. Aparentemente hay apoyo al rumbo reformista.

Se anuncian medidas monetarias drásticas para el martes

Sin embargo, parece que las esperadas medidas sobre política monetaria no se anunciarán hasta el martes. Entonces se pronunciará el ministro de Economía, Luis Caputo, según fuentes gubernamentales. Caputo confía en caras conocidas de la época del ex presidente Mauricio Macri, a quien la nueva bancada opositora acusa de ser en parte responsable de la grave crisis económica por un préstamo millonario del Fondo Monetario Internacional(FMI).

El responsable de las finanzas en el equipo de Caputo será Pablo Quirno, que habló con mucho patetismo: «A partir de mañana nos toca enfrentar el que probablemente sea el desafío más grande de nuestra generación. Vamos a dejar todo en la cancha por nuestro querido país, por nuestros hijos y nietos, con el apoyo de todos, mirando para adelante. ¡Vamos Argentina!” A partir del martes, sin embargo, los mercados esperarán menos patetismo y más noticias concretas. Entre otras, de Leonardo Madcur, que actuará como representante de Argentina en el (FMI). Fue funcionario del ministro de Economía peronista Sergio Massa. Se trata también de una decisión pragmática de Milei.

Bruselas y Brasilia esperan señales sobre el acuerdo de libre comercio UE-Mercosur

Tras el revés en las negociaciones sobre el acuerdo de libre comercio UE-Mercosur, se esperan con impaciencia medidas concretas del nuevo Gobierno de Buenos Aires. Bruselas y Brasilia no lograron cerrar el acuerdo en la cumbre del Mercosur celebrada la semana pasada en Río de Janeiro, como se esperaba.

Para el nuevo gobierno de Milei, esto es a la vez una bendición y una maldición. Por un lado, da a Argentina la oportunidad de actuar como salvadora de la idea del libre comercio, que Milei considera un requisito previo básico para el éxito económico. Por otro lado, la maltrecha relación entre el Presidente de Brasil, Lula da Silva, y Milei supone una seria prueba para Mercosur. Milei insultó abiertamenta a Lula en varias ocasiones y Lula interfirió en la campaña electoral argentina. A pesar de haber recibido una carta de invitación por separado, Lula, que seguía haciendo campaña a favor del diálogo para resolver los problemas internacionales durante su visita a Alemania, se mantuvo alejado de la toma de posesión de Milei. Milei, por su parte, seguirá contando con un peronista, Daniel Scioli, como embajador en el importante país vecino.

Fuente:  DW   Actualidad