Opinión

Milán, Paris, New York y Londres, cuatro ciudades, cuatro estilos

Cecilia Scordo

Cecilia.scordo@gmail.com

@Ceciliascordo

Si bien en la última década otras ciudades como Tokio, Seúl o San Pablo comenzaron a pisar fuerte dentro del mundo de la moda, las grandes marcadoras de tendencias siguen siendo las legendarias ciudades de Milán, París, New York y Londres.

Cada una de ellas a su manera, portando un espíritu diferente que se refleja en las calles y en las pasarelas.

Milán por ejemplo es claramente el arte de vestirse bien. Aquí se pueden ver prendas de calidad, hechas por diseñadores con buen gusto donde los detalles adquieren relevancia. Se destacan las siluetas que resaltan los atributos femeninos, no verás aquí las nuevas tendencias unisex que sí son protagonistas en otras ciudades. No nos olvidemos que Italia es el origen de Prada, Valentino y de mujeres íconos de la belleza como Mónica Bellucci.

En cambio París, es mucho menos obvio, más austero, donde lo clásico, natural y sobrio es protagonista. Ves a una parisina con sus vaqueros, su camiseta de rayas y sus bailarinas e inmediatamente te parece divina aunque no lleve nada del otro mundo. París reinventa los grandes clásicos de la mejor manera: el trench, la camisa blanca, el vestido negro. El estilo parisino es muy chic y su bandera es la siguiente: “en moda menos es más”.

Una de las representantes de este estilo chic es Melanie Laurent, la bella actriz de Bastardos sin gloria.

Si hablamos de New York, ya hablamos de otra forma de llevar las prendas. Los neoyorquinos saben jugar perfectamente con el mix formal e informal, son muy prácticos a la hora de vestir. Un tanto más atrevidos con el uso de colores y no necesariamente se ajustan a un look específico, todo lo contrario, se caracterizan por variar el tipo de prendas y también la forma de usarlas, eso si no se descuidan ni por asomo. New York cuenta con grandes chicas it como Olivia Palermo o Sarah Jessica Parker, originales, con personalidad, y que saben vestir bien sin demasiadas complicaciones.

Londres, es irreverente. Si hay un lugar del mundo donde no importa cómo vestirse es Londres. La capital inglesa está al tanto de las últimas tendencias y la transgresión de las normas es norma. Hogar de chicas que marcan tendencia, como Kate Moss o Fearne Cotton, Londres siempre está en el punto de mira. Nos inspiramos en ellas para muchos de nuestros looks de calle.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.