Opinión

Mil veces SI

Por Gerardo Maldonado Zeas/ Cuenca

A los impresentables de la cúpula de la Asamblea Nacional y los secuaces de última hora, los consejeros suplentes del CPCCS les dejaron con los churos hechos. Nadie acudió al llamado del “bravísimo” Saquicela para posesionarse, porque con decencia se negaron, arguyendo motivos claros, y uno de ellos por estar fugado, al tener orden de captura.

Esa “representatividad” de los cínicos quedó grabada en una foto, en donde aparece la nueva vedette Mireya Pazmiño que dicen es de Pachakutik, pero en verdad está aliada al correismo. Ella juzga, presenta mociones, argumenta lo que le viene en gana como si fuera la “docta” de una asamblea absolutamente desprestigiada. Pero en esta “fotito” ya aparecen dos impresentables expulsados de la ID, la Sra. Guamaní quien ha perdido la memoria, porque le sacaron del CAL, sin mediar motivo alguno, pero ahora es aliada de este grupo de supuestos dueños de la Asamblea. Realmente inconfesable.

Y el asambleísta del Azuay Fajardo, a quien no hemos tenido el gusto de escucharle en una sola propuesta, un calientapuesto como son los otros asambleístas de esta provincia olvidada, con la honrosa excepción de Sofía Sánchez, quien está manejando varias propuestas para luchar contra la corrupción galopante en varios estamentos del Estado, y se ha mostrado decente y firme en sus concepciones.

Y con la no presentación de los consejeros suplentes en la Asamblea, se les va acabando los tiempos a la alianza social cristiana y correista, y sus convidados de piedra, para poner el Contralor a su medida. En enero deberán irse los consejeros Dávalos (UNES) y Rosero que todos pensábamos, era un hombre democrático por su ascendencia supuestamente de izquierda, convertido más bien en un títere de la corrupción. Y ahora van por la reelección; como decía mi abuela, “hay que tener una cara de cemento” para semejante disparate.

Por esto, en la Consulta Popular, en la pregunta referente a este mamotreto del CPCCS, engendro correista, para limitarle sus funciones y que no nombre a los responsables de los entes de control tales como las Superintendencias, Contraloría, Fiscalía y demás, debemos votar mil veces SI, y con esto aliviar esta carga emocional de despecho e indignación que sentimos los ecuatorianos, cuando vemos a gente como la de la “foto” en franco contubernio para reírse del país a carcajadas. Los ecuatorianos somos responsables de nuestras decisiones, para luego no estar lamentándonos de la barbarie que ocurre en el país por acudir a las urnas y votar por cualquier tipejo.