Opinión

Mientras asesinan a familias enteras, las autoridades de vacaciones…

Dr. Jorge Norero Gonzáles/Guayaquil

La situación de la inseguridad es de terror y las respuestas de la Fuerza Pública, sólo se limita a explicaciones con nueva terminología, ahora nos hablan de ejes, mientras cada vez más, los asesinatos se incrementan de manera brutal e imparable.

Lo verdaderamente inaceptable, es que ahora los delincuentes que por X razones tienen medidas sustitutivas, gozan de protección policial y de seguridades, mientras la sociedad no tiene ni siquiera la oportunidad de poder defenderse y portar un arma para evitar que lo asesinen…

Tampoco es justo que los engreídos del Gobierno, sean funcionarios, Asambleístas, periodistas, compadres o aliados, tengan protección policial, vehículos con aire acondicionado y radios, mientras vuelvo a insistir, los ciudadanos estamos totalmente desprotegidos, y es a nosotros, los que no sabemos y no podemos defendernos, los que somos sometidos a inspección, cateos, y todo tipo de controles, mientras las mafias delincuenciales con todo tipo de armamentos hacen de sus territorios, zonas de guerra y nadie sin permisos de ellos pueden ingresar o salir…

Que iban a solicitar ayuda internacional, asesorías de expertos de Israel, USA, Alemania, Francia, Colombia, México, anunciaron, que necesitan más vehículos, más policías, más tecnología…, los mismos argumentos que las Fuerzas de seguridad vienen anunciando desde por lo menos unos treinta años atrás, sin que nada cambie a pesar de todos los recursos entregados a diversas instituciones…

Y al parecer nada va a cambiar, mientras las altas autoridades estén distraídas y ocupadas en sus maniobras oscuras de pactos y repartos, viajes de promoción sin ningún interés para nuestro pueblo, impunidad para los jueces y fiscales que nada hacen para evitar que caminen libremente los enemigos de la sociedad, los Asambleístas divaguen como repartirse la contraloría y otras instituciones de control, la Fiscal General se declare impotente y decepcionada, cuando su voz debería encender el clamor de toda una sociedad para demandar cambios profundos, porque toda esta corrupción no puede seguir imperando y arruinando el presente y futuro de nuestros hijos y nietos…

Es imperdonable todo lo que sucede y seguiremos cada vez más, en este torbellino que nos arrastra hasta el fondo del infierno, mientras ellos los padres de la patria indiferentes siguen de observadores de piedra, hasta que todo esté perdido o estemos sepultados en fosas comunes, porque se viene las matanzas masivas y no habrá bóvedas para tantos asesinatos, que panorama más infernal y dantesco.

 

Semper Fi.