Ciencia

Microsoft: ¿y si tu próximo móvil es capaz de convertise en una tableta?

El gigante del software patenta un concepto de teléfono con pantalla plegable, una nueva muestra del interés de la industria por innovar y buscar el dispositivo del futuro

ESPAÑA. Se lleva tiempo hablando acerca de un interés creciente en la industria acerca de las pantallas flexibles. Hay patentes registradas que animan a pensar que ese futuro que nos dibujan es cada día menos incierto y más cercano, pero existen algunas dudas en el sector de que eso pueda ser posible este mismo año. Existen prototipos, ensayos y algunos experimentos con paneles que logran enrollarse como las persianas. Fabricantes como Samsung o LG se pasean en algunas ferias mostrando algunas innovaciones, pero ninguna, por ahora, tiene visos de tener un cierto recorrido comercial.

Y es justo ahora cuando Microsoft entra en el juego. La Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU. (USPTO, por sus siglas en inglés) ha registrado una patente (número US 9.541.962 B2) a nombre de Microsoft que describe un diseño de dispositivo plegable que puede desplegarse y convertirse bien en una tableta, bien en un formato de menores dimensiones tipo un teléfono móvil inteligente. Se trata de un concepto del que ya se habló hace algún tiempo, aunque el proyecto -conocido como Courier- fue cancelado en 2009. El inventor es Kabir Siddiqui, que fue uno de los artífices del soporte-pie de las tabletas Surface.

Esta patente, descubierta por el blog MSPoweruser, presenta un dispositivo móvil cuya pantalla dispone de una región plegable en su área central que genera una pantalla dual a modo de visualización propia de los libros en papel. Esa especie de bisagra, que ya ha empezado a experiementar otras marcas como Samsung, permite realizar una disposición de las pantallas que se puede «estirar» para revelar una pantalla más grande.

Esta idea podría ayudar a ofrecer dispositivos de gran tamaño capaces de guardarse, una vez plegado, en un bolsillo. Es necesario reconocer, sin embargo, que este tipo de registros no conllevan a un desarrollo comercial pero dan pie a pensar que las marcas ensayan con diferentes propuestas, aunque se desconocen otros detalles técnicos como la forma en la que se implementaría esta doble pantalla para que, en el momento en el que se encuentre en formato «smartphone», el resto de panel que representa y soporta el espacio de la tableta quede inutilizado.

Microsoft, en cualquier caso, se prepara para lanzar a lo largo de este año un Surface Phone en un momento en el que la cuota de mercado de su sistema operativo Windows Phone es irrisoria (a nivel mundial no alcanza el 1%, según varios paneles de analistas). En un escenario en donde la capacidad de innovación es más difícil en el saturado mercado del «smartphone», la diferenciación se hace necesario para atraer a nuevo público.

Y esas pantallas flexibles de la que se lleva hablando desde hace varios años sigue siendo una quimera para la industria, aunque desde algunos sectores se cree que finalmente se hará realidad este mismo año, según avanzaba el «tuitero» Evan Blass, conocido internacionalmente por sus constantes aciertos en los lanzamientos de producto de los fabricantes. Otras fuentes como Kang Chung-seok, ejecutivo de Kolon Industries, aseguran que, en efecto, este año será posible encontrar los primeros modelos de teléfonos flexibles y plegables. «Se espera que entre tres y cinco empresas tecnológicas empiecen a producir en masa a nivel mundial teléfonos plegables en 2018», declaraba recientemente. (ABC/LA NACIÓN)