Opinión

«Mi gobierno se la jugará con todo por garantizar nuestra seguridad»…

Dr. Jorge Norero Gonzales/Guayaquil

Es indudable que el hombre nacer no pide, vivir no sabe y morir no quiere, así como los políticos mentir si saben, cumplir no pueden y huir es su destino manifiesto.

Solicitar que las Fuerzas armadas participen implorando, como lo ha dicho el Comandante en jefe, máxima autoridad de la Fuerza pública y del Estado, resulta un grito desesperado de un líder que no lidera, de un gobernante que no gobierna, y más parecería la súplica de un secuestrado gobernante, que ante los hechos y circunstancias, improvisa en su terquedad e ignorancia, como buscar cierta aparente estabilidad y pequeños logros momentáneos…

Ante esta patética realidad, en que las víctimas de esta narrativa somos todos como sociedad, no queda otro camino que exigir resultados que el presidente debió alcanzar desde su primer día en que convocó al Consejo de seguridad hace casi un año, disque resuelto a dar un giro de 180 grados al grave problema de la inseguridad, y absolutamente ningún objetivo se ha alcanzado ni en el corto, mediano o largo plazo….

Ahora nos habla de estrategias y tácticas… como si quisiera expresar que sabe del tema, que está enterado que hacer, que por ello designa al nuevo Ministro de Defensa, porqué fue jefe del Comando Conjunto, en época del otro gobierno de fracasados como fue el de Moreno, que al menos metió a la cárcel a Glas y al combo de rateros revolucionarios, y este gobierno les ha concedido amnistía, liberó a presos sentenciados bajo la figura del lavado de manos y cómplice argucias, y sin embargo pretende hacernos creer que combatirá a los delincuentes y las mafias que promueven y socavan el orden, la paz y la seguridad….

De ninguna manera Sr Lasso, así no se debe y se pueden cambiar las estructuras de la corrupción, mientras no se establezca como política de Estado y no con un simple decreto creo el número 4 de su gobierno, un simple código de ética que usted ha sido el primero en violar e incumplir…. lo que todo buen gobernante debe cumplir y hacer cumplir, esto es ordenar, exigir o destituir, es a cualquier zángano o traidor, que no cumpla a cabalidad y con total responsabilidad y lealtad, el combatir está guerra que es por cierto larga y de pronóstico reservado, mientras existan blandengues e ignorantes liderando está lucha que arrasa con todo a su paso, causando muerte, terror y destrucción…

Semper Fi.