Internacional

México: confundieron a tres estudiantes con narcos rivales y los disolvieron en ácido

Anoche hubo una vigilia por los estudiantes muertos en Jalisco

En un caso que resucitó los fantasmas de Ayotzinapa, tres estudiantes mexicanos fueron asesinados y sus cuerpos disueltos en ácido, luego de que un grupo de narcotraficantes los secuestraron el mes pasado en el occidental estado de Jalisco tras confundirlos con miembros de un grupo rival, dijeron el lunes autoridades mexicanas.

Los estudiantes de cine Salomón Aceves Gastélum (25 años), Daniel Díaz (20) y Marco Ávalos (20) fueron vistos por última vez en el municipio de Tonalá, donde se quedaron varados cuando se descompuso el auto en que viajaban y posteriormente fueron secuestrados por al menos seis personas, que los torturaron y asesinaron.

“Los estudiantes fueron privados de su libertad con la finalidad de dañarlos, para quitarles la vida y posteriormente sus cuerpos fueron disueltos en ácido para que no quedara rastro de ellos”, dijo la fiscalía anoche en un mensaje a los medios.

La fiscalía explicó que los jóvenes fueron confundidos de pertenecer a un grupo criminal rival del cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que de acuerdo a autoridades norteamericanas se ha convertido en el más poderoso de México con células en varios países .

“Como padre estoy dolido y conmocionado; como autoridad cumpliré el compromiso que hice con los familiares de las víctimas de seguir investigando”, dijo el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval en su cuenta de Twitter. “Nuestra obligación es esclarecer los hechos y dar con TODOS los responsables. Así lo haremos”, agregó.

La desaparición había generado numerosas protestas en el estado, organizadas principalmente por cientos estudiantes que exigían su retorno con vida y reclamaban por la corrupción de las autoridades.

Los cineastas mexicanos galardonados con el Oscar, Guillermo del Toro -originario de Guadalajara-, Emmanuel Lubezki y Alfonso Cuarón también habían exigido públicamente su hallazgo con vida.

Los estudiantes fueron vistos por última vez el pasado 19 de marzo cuando regresaban a sus casas tras una filmación en la localidad de Tonalá, donde fueron interceptados por sujetos armados que se los llevaron por la fuerza en dos vehículos, indicó la fiscalía.

Tras el secuestro, fueron trasladados a una vivienda en donde empezaron a golpear a uno de ellos hasta matarlo. “Una vez que los están golpeando es que pierde la vida éste y tienen que ejecutar a las otras dos personas”, detalló Torres. Posteriormente los llevaron a otro inmueble donde se presume fueron disueltos en barriles con ácido y cuyo contenido sigue siendo analizado por expertos, relató la funcionaria.

Los autores del crimen serían integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), una de las organizaciones más poderosas del narcotráfico en México, según información de autoridades. Las investigaciones, que incluyen los testimonios de dos supuestos miembros del CJNG detenidos, que habrían participado de la vigilancia y el secuestro, apuntan a que una tía de uno de los estudiantes ultimados estaría vinculada con una organización rival denominada cártel Nueva Plaza. Torres aclaró, sin embargo, que no está probado que ninguna de los estudiantes tenga vínculos con alguna organización delictiva.

“Estamos realizando las investigaciones necesarias para dar con los probables responsables. Existen cuatro órdenes de aprehensión más”, agregó Torres.

Hace tres semanas, más de 200 personas, entre estudiantes y familiares de desaparecidos, se reunieron en una céntrica plaza de Guadalajara, rebautizada por familiares de personas ausentes como la Glorieta de Las y Los Desaparecidos, para cantar una combativa canción de rock mexicano y grabar un videoclip exigiendo la localización de los estudiantes.

El fiscal estatal Raúl Sánchez, comentó que los familiares de los jóvenes ya habían sido notificados y que dos personas fueron detenidas por su posible participación en el caso ocurrido el 19 de marzo.

Otra fuente de la misma institución dijo que se están analizando más restos humanos hallados en el predio donde fueron disueltos los jóvenes, ante la posibilidad de más casos.

Antecedentes
Grupos delictivos en México suelen secuestrar, torturar, descuartizar e incluso disolver en ácido a sus víctimas las que algunas veces son halladas en fosas construidas de manera clandestina.Según cifras oficiales, hasta 2017 se contabilizaban en México 33.513 personas desaparecidas.

En el 2014, decenas de estudiantes del magisterio de Ayotzinapa fueron secuestrados y entregados por policías a un grupo criminal en el sureño estado de Guerrero, un caso que sacudió al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. A pesar de las críticas de organismos internacionales, una investigación realizada por un grupo de expertos designado por la CIDH y pesquisas en México, los jóvenes desaparecidos en Guerrero no han sido hallados ni se conoce con certeza el móvil del ataque.

AFP