Ciencia

Mexicano desarrolla aplicación para discapacitados visuales

El programa desarrollado en nueve meses funciona con Windows, consiste en una guía para que el usuario se familiarice con uso de una computadora con teclado normal de forma autónoma

MEXICO. Con el objetivo de promover el uso de tecnología y redes sociales con accesibilidad universal, Eduardo Cortez Vallejo desarrollo los software DANI Keyboard Tutor y TWBlue, los cuales permiten a las personas con discapacidad visual aprender a redactar.

En una entrevista Cortez Vallejo, estudiante de la carrera en Desarrollo de Software en la Facultad de Ingeniería Mecánica de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), explica que con su “app” desea facilitar el uso de una computadora a todo tipo de usuarios.

Dactilografía Asistida Natural Intelectual (DANI) es un programa diseñado para usuarios con discapacidad visual, la aplicación desarrollada en nueve meses funciona con Windows, consiste en una guía para que el usuario se familiarice con el uso del teclado, ya que una voz le indica la tecla que oprime, además de señalar si existe algún error en la escritura.

“Este desarrollo lo realizaba en mis tiempos libres, cuando salía del trabajo y de la facultad, por las noches y los fines de semana y lo comencé a promocionar de manera gratuita para los usuarios hace un año”, señaló.
Su discapacidad no lo limita

Aunque Cortez Vallejo es completamente ciego, ha buscado siempre la manera y los medios para salir adelante y ser una persona autónoma. “La gente piensa que porque no veo, no puedo hacer muchas cosas, pero no es así, yo perdí la vista por completo a los 14 años, pero trabajo dando clases de computación a ciegos, estudio y desarrollo programas constantemente”, dijo.

El emprendedor también desarrolló en el 2014 otro programa, al cual denominó TWBlue, para conectarse a Twitter. El programa tiene como objetivo leer los “tuits” para hacer la red social más accesible, a la fecha suma más de 10 mil usuarios alrededor del mundo, señala Cortez.

A base de donativos es como Cortez Vallejo sostiene sus proyectos y desarrollos de software. “El TWBlue se mantiene básicamente de donativos, porque a veces no tengo dinero para pagar el servidor y aviso a la comunidad que ya voy a cerrar la página y los usuarios en una hora me juntan un donativo.”, explicó.

Agregó que planea extender el uso a personas no solo con discapacidad visual, sino con deficiencia visual de diferentes grados, así como a personas con discapacidad auditiva y motriz. “Lo más importante para cualquier desarrollador es que los usuarios usen el programa”, concluyó. (Internet/La Nación)