Opinión

MERECIDO RECONOCIMIENTO

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil.

antonioxaguirre@gmail.com

 

 

 

En nombre de mi familia hago un público agradecimiento a Carlos Pérez Barriga y, por su intermedio a todo el personal y ejecutivos del Mayor Diario Nacional EL UNIVERSO.

En la edición de ayer, lunes, publicaron una nota periodística sobre la formación del barrio del CENTENARIO, en el sur de la ciudad, hace justamente 100 años en el que se menciona a mi abuelo Juan Xavier Aguirre Oramas como socio importante en el desarrollo del hoy barrio Centenario.

El abuelo, su ascendencia y la mayoría de su descendencia somos guayaquileños de alma, vida y corazón, además poco afectos a la figuración mediática, es por eso que muchas veces nos critican por dejar que otros se lleven el protagonismo, cito varios casos: Desarrollos urbanísticos, banca, en las carreras de caballos, en el tenis, en el golf, en el fútbol, en ayuda a la comunidad católica cristiana en que muchas obras fueron generosamente donadas por mi abuelo Juan y mi abuela María, que siempre prefirieron pasar como anónimos.

En el caso de mi abuelo Juan, sus méritos como banquero no fueron debidamente reconocidos, por ejemplo, fue el primer ecuatoriano graduado en la Sorbona de París en Comercio y Banca.

Por petición de la Misión Kemmerer que vino al país durante la Presidencia de Isidro Ayora, en el año 1926, fue el único ecuatoriano de alto rango que fue miembro de la Comisión que asesoró al Estado en la creación del Banco Central del Ecuador, Superintendencia de Bancos y Contraloría General del Estado.