Opinión

Mercados y plazas ambateñas, una particular opción para #Carnaval2017

(Ambato, Tungurahua.).- Turistas nacionales y extranjeros que viajarán por el país de los cuatro mundos, tienen una novedosa opción en Ambato: visitar sus mercados y plazas, ubicados en su mayoría en el centro de la urbe. Ahí se puede disfrutar de exquisita gastronomía local y nacional, además de conocer la historia, en el marco de la Fiesta de las Frutas y Flores, una verdadera tradición tungurahuense.

“Venga mi rey, ¿qué le sirvo mi bonito?” es común escuchar este y otros simpáticos piropos de las comerciantes de comidas, que saben tratar a sus clientes. Para deleite de los comensales, y quienes quieran disfrutar de deliciosa gastronomía durante el #Carnaval2017, la Red de Plazas y Mercados Municipales ofrece llapingachos, hornados, comida costeña, empanadas de verde, mote con mapahuira (grasa de cerdo), secos de pollo y de carne, pan de Pinllo, entre otros productos, que se pueden disfrutar con un delicioso y refrescante jugo natural.

Gran cantidad de visitantes que llegan a Ambato prefiere comprar en sus mercados, debido a la sorprendente variedad de productos, limpieza de los sitios y los módicos precios. Además de comida, se pueden también encontrar otros artículos tales como ropa, calzado, mueblería, entre otros.

Uno de los tradicionales centros, es el Mercado Modelo, edificado con piedras de pishilata, como símbolo de progreso y comercio, tras el terremoto que sufrió la ciudad en 1949.

Desde que se ingresa al local, sorprende el colorido de las frutas y verduras que se muestran en su interior. Alrededor, se pueden conseguir otros productos tales como quesos, manteca y mariscos. Para disfrutar de exquisiteces locales y nacionales, solo basta subir al siguiente piso, en donde encontrará un patio de comidas.

Quienes deseen curarse del espanto, deben subir un piso más y dirigirse a la sección de hierbas medicinales. El sitio es famoso entre la población, porque muestra en vivo a las “matronas”, realizando el tradicional ritual de “la limpia y mal ojo”; quien lo experimenta no puede abandonar el lugar, sin antes adquirir algunos productos, tales como chuchuguaza para la artritis; manteca de burro, ideal para la tos y el asma; entre otros. (MINISTERIO DE TURISMO)