Deportes

Mercado: Me dijo negro de mierda

Según algunos testimonios, Rojas intentó entrevistar al jugador, pero este se negó de mala manera.

BOLIVIA. Todo sucedió ante del entrenamiento del lunes del Universitario de Sucre. El delantero ecuatoriano Richard Mercado, de 28 años, a quien se lo acusó de agredir al periodista Jochen Rojas, al que le propinó una patada, y golpes de puño que le ocasionó perder dos piezas dentales, pero el jugador se defiende y según cuenta en una entrevista concedida a La Deportiva, el periodista lo habría insultado.

“Estaba llegando al estadio para entrenar, el periodista (Jochen Rojas) se acercó e iba un poco tarde, le digo que por favor no, que no quería hablar. Él se puso un poco pesado y dijo palabras racistas, pero no le di ningún golpe”, dijo.

El ex ariete de Montevideo Wanderers, quien fue detenido por la Policía, desmintió las declaraciones del periodista boliviano, quien en la demanda plantada asegura que el ecuatoriana el dio “una patada y un puñete”, Mercado destacó que “es mentira. Él dijo palabras racistas, me dijo: ‘negro de mierda, les estás faltando el respeto al país (a Bolivia)’ y yo le dije por qué me insultaba. En ningún momento le lancé un puñete, lo topé con la mano”.

Esta no es la primera vez que Mercado se ve envuelto en escándalos extradeportivos. En la capital es conocido por una vida nocturna activa, según los medios locales y aclara que “nunca puse resistencia, fui a la Fiscalía. Fue algo casual, estoy llegando a un acuerdo porque (el periodista) puso una demanda en mi contra. Jamás agrediría a un periodista, lo que pasó ayer –lunes- fue una reacción a los insultos racistas pero jamás le metí un puñete”, agregó.

Además, el jugador resaltó que ha recibido el apoyo de sus compañeros de club y están dispuestos a servirle como testigo. “Mis compañeros me dijeron que esté tranquilo, porque si lo necesitaba irían a declarar (como testigos). Nunca tuve un problema con nadie en Perú ni en Uruguay, reaccioné por lo insultos racistas. A lo que me di la vuelta, él (Rojas) iba pegado a mí, lo golpeé con el brazo y me partí un poquito el dedo”. (DO/La Nación)