Opinión

MEDIO VACIO, MEDIO LLENO

 Miriam Florencia L./ Guayaquil

Psicóloga y terapista familiar

miriam_florencia@yahoo.com

 

 

Muchas personas están familiarizadas con el experimento del vaso con agua  hasta la mitad.  Algunas personas lo ven medio vacío, otras lo ven medio lleno, lo cierto es que todo depende del enfoque que le quiera dar.

De acuerdo al criterio del expert-coach personal, Sergio Aparicio Pérez, el vaso siempre está lleno porque el 50% del agua que le falta es aire.

Esto nos ayuda a enfocarnos en el principio de que el hecho de que algo no se pueda ver en su vida no significa que usted esté carente de ello.  Las emociones, los sentimientos, muchas veces están allí pero no son expresados, los sueños, las ambiciones, las metas y los propósitos están allí pero no están concretados o direccionados en forma correcta, pero lo cierto es que  están allí y  son parte de usted.

No todo en la vida es blanco o  negro, lleno o vacío, hay momentos en los cuales hay que detenerse a pensar qué llena ese otro cincuenta por ciento que no se ve.   En su vida el cincuenta por ciento que la gente puede observar es su apariencia física, su solvencia económica, el carro que conduce, el trabajo que tiene, en fin, todo lo externo, pero el otro cincuenta por ciento que no se ve es la empatía que usted tiene por el ser humano, las amistades que aunque no las vea todos los días están allí y al sonar de una llamada aparece la alegría de conversar con esa persona, los recuerdos de su infancia, incluso los triunfos y fracasos que haya tenido en su vida, eso completa su otro cincuenta por ciento. De allí la importancia de que ese cincuenta por ciento restante siempre esté limpio y cristalino para que no ensucie la parte que si es observable.

Cuando por el contrario el cincuenta por ciento que no se ve  es amargura, resentimiento, falta de perdón, hace que lo cristalino y hermoso se vuelva turbio, se contamine, por tanto se convierta en algo desagradable al ojo humano de tal manera que nadie se detenga a mirarlo o a acercarse, razón por la cual hay muchas personas con las cuales se torna difícil mantener una relación de cualquier naturaleza que ésta sea.

Limpie el  cincuenta por ciento de su vaso, para que lo que se observe de él, siempre esté cristalino, y en lugar de repeler, atraiga a las personas correctas  a su vida y  sin lugar a dudas notará el cambio.