Economía

Medidas cautelares sobre dueños de empresas de un mismo conjunto familiar

La Superintendencia de Compañía solicitó las medidas cautelares de manera urgente a los dueños de varias  empresas familiares, que prestaban servicio en el país.

GUAYAQUIL. La Superintendencia de compañía acogió este miércoles la solicitud presentada por Xavier Oquendo Polit y dictó medidas cautelares contra los exdueños del Banco Continental de apellido Ortega, por diverso motivos.

Entre las medidas cautelares dictadas está el impedimento de salida del país para las personas naturales, luego que la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros realizara la respectiva inspección de varias compañías pertenecientes a un mismo grupo económico; es decir que, existe entre estas sociedades mercantiles una vinculación indefectible de conformidad a la información contenida en los archivos físicos y digitales de este organismo de control; lo cual, implica de manera irrebatible, una actividad económica – financiera y bursátil unívoca en consideración a sus propietarios y generalizada en relación a sus resultados. En otras palabras, resulta incuestionable, tal como se demuestra con el análisis y detalle de la información que en líneas posteriores vendrá a su conocimiento, que los propietarios y regentes de las compañías inspeccionadas, mantienen dinámicas erradas y secuelas anómalas, similares en todas ellas.

Entre las empresas que tenía a su carga están: Anglo Automotriz Sociedad Anónima (Anauto), Angloflotas S.A., Aora S.A., Astroworld S.A., Benconacor S.A., Bevista S.A. Bevistasa, Bolimedic S.A., Bouvetsa S.A., C.A. Estudios jurídico Ortega Moreira y Ortega Trujillo, Camposanto de Guayaquil S.A. Campquil, Camposanto Santa Ana Campsana S.A., Camposantos El Oro Camporo S.A., Camposantos Los Ríos, Campiro S.A., Cascosas casa y cosas S.A., Casdelrio CIA. Ltda., Ceintermediaria de empresas y exportaciones c. ltda., Centro Educativo Integral Ceneica SA, Centro Médico del Sur S.A. M.E.D.I.K.A.L  S.A., Cetitur S.A, Cetivehiculos S.A., Construcciones Colon S.A. Conscolsa, Constructora Inmobiliaria Citihomes S.A., Constructora Nuevo Centro S.A., entre otras.

En total son 30 personas naturales y 82 jurídicas, son objeto de la solicitud de las siguientes medidas cautelares: Prohibición de enajenar de todos los bienes, derechos y acciones que, las personas jurídicas descritas, mantengan registrados a su favor en el Registro de la Propiedad de los cantones Guayaquil, Quito, Santa Elena, La Libertad, Salinas, Playas, Daule y Durán; para lo cual, se deberá oficiar en el sentido dispuesto a fin de que se inscriba la respectiva prohibición.

Además de la retención de todos los fondos, dineros, depósitos, inversiones y valores que, las 30 personas naturales y las 82 personas jurídicas descritas, mantengan registrados a su favor en cualquiera de las instituciones financieras sujetas a la vigilancia y control de la Superintendencia de Bancos; para lo cual, se deberá oficiar en el sentido dispuesto a fin de que se inscriba la respectiva medida cautelar, además que estén registradas en el control de la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria; para lo cual, se deberá oficiar en el sentido dispuesto a fin de que se inscriba la respectiva medida cautelar.

También está la prohibición de enajenar los vehículos automotores que, dichas personas mantengan registrados a su favor en la Agencia Nacional de Tránsito y Comisión de Tránsito del Ecuador; para lo cual.

De conformidad con el artículo 29 de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional las medidas cautelares deberán ser ordenadas de manera inmediata y urgente y el juez deberá ordenarlas en el tiempo más breve posible desde que recibió la petición, todo cual es concordante con lo dispuesto en el artículo 33 ibídem que manda que si el juez verifica por la sola descripción de los hechos que se reúnen los requisitos de ley, otorgará inmediatamente las medidas cautelares correspondientes, es ese orden de cosas, la causa se encuentra en estado de resolver inaudita parte en consideración a la urgencia que el presente caso amerita. (Red. La Nación)