Economía

Medicamentos de Bristol, Sanofi y Novartis brillarán entre lanzamientos de 2015

El medicamento para el cáncer Opdivo de Bristol-Myers encabeza la lista, con ventas proyectadas de $5.700 millones a 2019, según el consenso de pronósticos compilados por Cortellis.

LONDRES.  Bristol-Myers Squibb, Sanofi y Novartis tienen los tres principales medicamentos que llegarían al mercado en 2015, entre 11 productos con ventas potenciales de $1.000 millones cada uno, según un análisis de Thomson Reuters.

Para este año se prevé el lanzamiento de más productos con alto potencial de ventas que en 2014, en una señal alentadora para la industria farmacéutica, que depende de nuevos productos para reabastecer ventas en la medida en que caducan las patentes de fármacos más antiguos.

Los reguladores han estado aprobando más medicamentos nuevos en los últimos años, pero continúa el debate respecto a qué tanto se traducirá eso en mayores ventas y ganancias generales, dado que muchas drogas modernas son para enfermedades raras.

Sin embargo, los tres mayores posibles superventas que serán lanzados este año ofrecen nuevas formas de combatir al cáncer, al colesterol alto y a la insuficiencia cardíaca, todos mercados que apuntan a números relativamente grandes de pacientes.

Se prevé que 11 del total de nuevos medicamentos que serán lanzados en 2015 generen $1.000 millones o más en ventas anuales dentro de cinco años, más que tres en 2014, dijo Thomson Reuters Cortellis el lunes en su más reciente reporte “Drugs to Watch”.

Opdivo es parte de un nuevo tipo de medicamentos llamados inhibidores PD-1 que trabajan bloqueando un mecanismo que usan los tumores para esconderse del sistema inmune, lo que permite al organismo reconocer y atacar a las células cancerosas.

La droga salió a la venta en Japón en septiembre de 2014, pero sólo fue aprobada para el melanoma en Estados Unidos a fines de diciembre, y también recibió la luz verde para el tratamiento del cáncer de pulmón, remarcando el potencial que las autoridades de salud ven en las llamadas inmunoterapias.

La droga para el colesterol Praluent de Sanofi, que está siendo desarrollada por Regeneron Pharmaceuticals, podría generar ventas anuales de 4.400 millones de dólares hasta 2019, dos veces lo proyectado para el medicamento rival Repatha, de Amgen.

La Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos tendrá que decidir este verano boreal si aprueba o no ambos medicamentos, que abordan casos de colesterol alto difíciles de tratar al actuar sobre una proteína conocida como PCSK9. (Reuters/ La Nación)